Las compañías que manejan un volumen de transacciones con tarjetas de crédito en Panamá, implementarán el próximo año un estándar de seguridad para evitar o minimizar los fraudes electrónicos.

El sistema conocido como PCI Payment Card Industry»“ implica que la empresa que lo ejecute tenga que invertir entre US$10.000 y US$1 millón. El costo dependerá de la arquitectura que requiera la red.

Actualmente en Panamá la empresa que está más avanzada en el tema es Copa Airlines. Los supermercados y distribuidores al por mayor se encuentran en la fase de consultoría.

La iniciativa es parte de los requisitos que ahora las principales compañías emisoras de tarjetas de crédito (Visa, Mastercard, American Express, JCB y Discover) están exigiendo a las empresas afiliadas a la red.

Esto con la finalidad de facilitar a comercios, proveedores de servicios y bancos a reducir el riesgo de fraude con tarjetas de crédito, mediante la protección de las infraestructuras que procesan, transmiten o almacenan.

La Asociación de Comerciantes y Distribuidores de Víveres y Similares de Panamá espera implementar el PCI el próximo año. www.prensa.com

Pin It on Pinterest

Share This