Sin importar su nivel de ingresos o con qué frecuencia los reciba, es muy probable que al final del año llegue un dinero adicional. Si lo administra bien y lo complementa con herramientas financieras, podrá mantener la estabilidad económica necesaria para sus finanzas personales y familiares.

Por Mundo Ejecutivo

Para aprovechar esos ingresos extra y tomar acciones que empoderen su economía y la de sus seres queridos, el proveedor de préstamos personales a domicilio Provident, recomienda:

1. Comprométase a hacer cambios para mejorar su situación

Ya sea que lo haga por usted o por su familia, apóyese en ellos para que le motiven a mejorar su situación económica. Cuando se compromete a realizar cambios y los convierte en hábitos, se hace más sencillo mejorar su economía.

2. No es cuestión de suerte

Si el dinero no llegó a usted por cuestiones de azar, lo más probable es que sea fruto de su esfuerzo durante todo un año de trabajo o ahorro, por lo que es importante gastarlo con inteligencia. Si es de los que muere por gastar el dinero en regalos, mejor guárdelo en una cuenta de banco básica y use sólo lo que realmente necesites.

3. El presupuesto es rey

Clasifique sus gastos fijos mensuales e incluya lo que destinará a las compras de fin de año, como la comida o los gastos de transporte y hospedaje si saldrá de la ciudad. En el cálculo, destine al menos el 30% de tus ingresos al ahorro.

4. ¿Debe dinero? Comience a pagarlo

Probablemente tiene una cuenta pendiente de pago desde hace algún tiempo o está a punto de dejar de pagar un préstamo. ¿Qué tal si usas una parte de ese dinero extra para abonarlo a su deuda? Puede evitar mayores problemas, mantener un buen historial crediticio y generar una reputación de ser buen pagador.

5. Guárdelo para los próximos meses

Si es de los que siempre llega a enero con el bolsillo vacío y tronándose los dedos, definitivamente tiene que ahorrar cualquier ingreso adicional que reciba y así comenzar bien el año.

6. Tome decisiones inteligentes e informadas

A lo mejor tiene muy bien planeado su presupuesto, pero nunca falta algún imprevisto que le haga cambiarlo. Se vale solicitar un préstamo o hacer uso de alguno con el que ya cuente, pero es importante que le respalde una institución establecida, donde conozca las condiciones de contratación y pago, entienda los costos que tiene y sobre todo sepa desde un principio que va a poder hacer los pagos sin atrasarse o que no se va a acabar su quincena, gasto o cualquiera que sea la forma en que recibes su dinero.

Pin It on Pinterest

Share This