Estudios de la Dirección de Investigación y Estudios de Mercado del MEIC y la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR) arrojaron en 2018 un alto grado de endeudamiento y un alarmante desconocimiento financiero de los costarricenses.

Por Revista Summa

Cerca de 63.000 personas tendrán nuevamente la oportunidad de adquirir créditos tras la decisión de la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) sobre limpiar los récords de quienes hayan tenido pequeños atrasos en el pago de sus deudas y mantengan actualmente un buen comportamiento financiero.

Esta decisión, además de reactivar la economía, reta a quienes podrán optar nuevamente por un financiamiento a hacer un mejor manejo de estas herramientas. “Los créditos son necesarios para obtener ciertos bienes o servicios que en el momento la persona no puede adquirir por falta de liquidez. Un crédito bien utilizado y manejado responsablemente abre la oportunidad hasta de tener una mejor condición de vida o dotarse de herramientas necesarias para la ejecución de un trabajo, como una computadora” indica Viviana Hidalgo, gerente de Banca de Personas de Banco LAFISE.

Tomar en consideración ciertas pautas a la hora de solicitar un crédito hará que la decisión sea consciente y evitará la posibilidad de volver a caer o generar una mancha en su historial. Hidalgo, como experta en temas financieros, enumera seis breves consejos que lo ayudarán:

1. Evalúe la razón por la cual desea obtener el crédito: ¿Es para un bien que necesita en este momento o puede esperar y ahorrar un poco más?

2. Considere sus ingresos y haga un listado de los gastos que tiene mensualmente, contemplando al menos un 15% para ahorrar en caso de una emergencia.

3. Investigue por la herramienta de financiamiento que más se acople a su presupuesto y necesidad: considere la tasa de interés, el plazo, beneficios adicionales que ofrece y por supuesto, la cuota.

4. Cuando adquiera el financiamiento, anote en un lugar visible y si es necesario, coloque una alarma días antes como recordatorio de pago, además, tenga claro la cuota que debe cancelar. Acostúmbrese a pagar antes de la fecha de corte o límite si le es posible y no deje pasar una cuota sin pagar, al menos realice el pago mínimo.

6. En caso de que tenga problemas serios con el pago, comuníquese con la entidad financiera de forma transparente e infórmelo y si la situación es realmente difícil, consulte proactivamente por un arreglo de pago que se acople mejor a su situación del momento.

Descuidar pagos y manchar el expediente ante la SUGEF, puede limitarlo hasta cuatro años sin la posibilidad de solicitar un crédito ante cualquier entidad financiera del país, lo genera que algunos por necesidad, recurran a financiamientos no regulados, muchas veces acompañados de tasas abusivas y violencia por la falta de pago, añadió Hidalgo.

Pin It on Pinterest

Share This