Los países de todo el mundo necesitan unirse para garantizar que la tecnología emergente.

Por Revista Summa

La nueva conectividad de la tecnología inalámbrica de quinta generación (5G) ofrece oportunidades ilimitadas, pero si cayera en las manos equivocadas también puede representar una amenaza.

“El gobierno chino ha establecido un Estado autoritario avanzado al modificar la tecnología para poner a la censura por encima de la libre expresión y el control ciudadano sobre el empoderamiento”, dijo  Michael Kratsios, director de tecnología de Estados Unidos en la Casa Blanca, durante la conferencia de tecnología Web Summit 2019 celebrada en Lisboa, Portugal. “El Partido Comunista Chino utiliza la tecnología para controlar y encarcelar a disidentes, activistas y minorías”.

Es por ello que los países de todo el mundo necesitan unirse para garantizar que la tecnología emergente, como la 5G, se desarrolle de “una manera que fomente la confianza del público, proteja las libertades civiles y respete la privacidad y dignidad de cada individuo”, indicó Kratsios, que también es uno de los asesores en tecnología del gobierno.

La 5G será la base de todo, desde los sistemas de comunicación hasta los sistemas militares, “pero si nosotros no actuamos ahora, la influencia y el control de la tecnología por parte de China no solamente socavará las libertades de sus propios ciudadanos, sino las de los ciudadanos de todo el mundo”, agregó Kratsios.

Parte de la preocupación radica en que las compañías chinas nunca son verdaderamente independientes del Partido Comunista Chino. Las leyes chinas exigen a las empresas entregar información a los servicios de inteligencia chinos, y en el sistema autoritario controlado desde el nivel más alto de China significa que no hay manera de enfrentar al gobierno.

En contraste con el sistema de Estados Unidos, Kratsios explicó que este “se centra en un ligero enfoque regulador que favorece la libertad económica y el compromiso con el estado de derecho y la dignidad humana”.

Kratsios instó a los países congregados en la conferencia a forjar un futuro tecnológico basado en los derechos y valores individuales.

Pin It on Pinterest

Share This