Desde hace más de 30 años, el Grupo Los Tres ha buscado mantenerse como una importante distribuidora de automóviles de lujo.

Esto, pese a que en Guatemala no hay muchas familias adineradas que tengan acceso a ese tipo de vehículos. Sus marcas Volvo, Jaguar y Porsche están entre las mejores cotizadas en el mercado.

Las tres marcas están entre las más apreciadas en el mundo. Una de ellas, Porsche, sorprendió a los mercados, internacional y nacional, por su innovación, ya que pese a ser unidades de competencia en las carreras, ha ganado terreno para movilizarse por las calles y avenidas de la ciudad.

Rinaldo Llarena, gerente de Marca de Porsche, subraya que, entre las innovaciones, recientemente se lanzó al mercado el primer automóvil sedán Panamera, que acompañará a la camioneta que integra su portafolio desde hace seis años: la Cayenne.

Este año y el siguiente se prevé vender unos 100 autos Porsche, según Llarena. No obstante, agrega el ejecutivo, las ventas serán superiores en los años posteriores, a medida que la economía recupere su fuerza.

El gerente hace ver que estos automóviles llegan a las manos de sus dueños por tratarse de un lujo, no por necesidad. De acuerdo con las estadísticas, en un año se venden 30.000 carros nuevos. De esos, 1.500 pertenecen al segmento de lujo, distribuido en siete marcas: BMW, Mercedes Benz, Audi, Volvo, Jaguar, Land Rover y Porsche.

«Entre nuestros planes, a mediano plazo, vemos posible dominar en el mercado centroamericano con la marca Porsche, ya que en la actualidad sólo tenemos la gerencia sobre Guatemala», manifiesta Llarena.

Debido a la crisis económica, diversos sectores sociales del país salieron afectados. La situación también hizo mella en la venta de todo tipo de productos. Este fue el caso del mercado automotriz, pero las compañías distribuidoras realizan esfuerzos para permanecer en el gusto de la clientela.

El gerente general de Cofiño Stahl y Compañía (distribuidor de Toyota en Guatemala), Javier Casas, reconoce que las empresas dedicadas a vender automóviles registran una disminución en los negocios, a causa de que las personas no encuentran condiciones para la compra de un automotor nuevo.

En cierta forma, esto tiene que ver con un endurecimiento de los requisitos para adquirir créditos bancarios, los cuales no han estado muy activos.

Igual que el gerente de marca Porsche, Casas está confiado en que las condiciones mejorarán, pero él estima que habrá una mejor situación en lo que queda del año, y anticipa una recuperación en 2010.
www.sigloxxi.com

Pin It on Pinterest

Share This