Según estimaciones de Tripp Lite, el uso de sistemas de protección eléctrica (UPS) ha abierto paso a una fuerte racionalización de la energía en los centros de datos y a una drástica disminución en el monto de la factura eléctrica, informó la empresa.

Un estudio realizado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, toma de base el costo promedio de la electricidad (de US$0,1064 por kilovatio/hora (kWh) y el consumo de energía de una familia promedio en este país (11,965 kWh por año (Fuente EPA), señala que al utilizar UPS ultra-eficientes, las compañías pueden ahorrar más de 250 megavatios/horas durante cinco años, suficiente para abastecer de energía a una familia promedio por más de 20 años.

No solo colaboran con el medio ambiente reduciendo sus emisiones de C02, sino que podrían, además, beneficiarse de un ahorro en su facturación de aproximadamente US$27.000 durante un lapso de cinco años.

“En general todos nuestros nuevos UPS han sido diseñados específicamente para absorber menor cantidad de energía que otros. Este es precisamente uno los puntos clave que orientan la estrategia de fabricación de Tripp Lite”, apuntó Sam Atassi, Vicepresidente de Ventas de Tripp Lite para América Latina y el Caribe.

Los UPS impactan de manera directa los costos de electricidad en los centros de datos, pues mientras los equipos de TI, como servidores y ruteadores consumen apenas cerca de un tercio de la electricidad total en ellos, los dos tercios restantes provienen del enfriamiento y distribución de la energía. www.summanews.com

Pin It on Pinterest

Share This