Los gobiernos locales y federales tendrán que subir los impuestos y recortar el gasto en los próximos dos años si quieren hacer frente al saldo negativo de sus presupuestos, que en conjunto asciende a US$469.000 millones, según un informe elaborado por el influyente think tank Economic Policy Institute.

Además, calculan que no será hasta 2010 cuando los agujeros en las arcas de las administraciones estadounidenses empiecen a moderarse.

Ante esta situación, el grupo de expertos considera que el Gobierno de Estados Unidos tendrá que inyectar a estados y ciudades hasta US$150.000 millones para evitar la destrucción de entre 1,1 y 1,4 millones de trabajos.

\»Debido a la fragilidad de la economía, el aún muy elevado nivel de desempleo y la magnitud de los deficit presupuestarios, está claro que no nos podemos permitir la inacción\», afirman en su estudio. \»Es una bomba de relojería para la economía\», indican.http://www.eleconomista.es/flash/noticias/1712436/11/09/EEUU-el-deficit-de-gobiernos-locales-y-federales-es-una-bomba-de-relojeria-.html

Pin It on Pinterest

Share This