La convocatoria para licitar seis de las doce áreas petroleras que han sido identificadas por el Ministerio de Energía y Minas (MEM), principalmente para realizar actividades en búsqueda de crudo en el norte y sur del país, está por realizarse en las próximas semanas.

El titular del MEM, Carlos Meany, informó que el viernes pasado recibieron la documentación, con el visto bueno del presidente de la República, en el que se autoriza la realización de este evento.

«Debemos verificar las fechas, pues hay que evaluar la efectividad que pueda tener, por las fiestas de fin de año, el anuncio y la convocatoria», explicó el funcionario. No obstante, no descarta que la invitación pueda hacerse antes de las festividades.

Meany indicó que en Petén serán licitadas las áreas PTN-1, PTN-4 y Laguna Blanca, así como las tres en el Océano Pacífico.

Aunque en la mayoría de los campos no se tiene certeza del monto de las reservas de crudo, Meany estima que en el país puede haber unos 3.000 millones de barriles, incluyendo las áreas en donde ya se extrae esta materia prima.

Durante la III Feria Energética realizada esta semana, Elvis Cifuentes, del Departamento de Exploración de la Dirección General de Hidrocarburos del MEM, explicó las características generales de cada una de las áreas. En algunas, como Cotzal, colinda con un campo petrolero en México, en el que se ha evaluado que en el pozo Lacantum se han producido 4.000 barriles diarios.

En Laguna Blanca se ha estimado una producción de 330.000 pies cúbicos diarios de gas como resultado de un pozo perforado hace varios años y porque en Belice, a 35 kilómetros de esta área, se extraen unos 500 barriles diarios. Cifuentes indicó que en la zona PTN-1 se extrajeron 1,044 barriles de petróleo en Yalcanix, una de las 2 estructuras que la componen. En este campo hay indicios de crudo y gas, añade.

Según la legislación vigente al suscribir un contrato de exploración y explotación petrolera, durante los primeros tres años la compañía adjudicada hará la inversión en búsqueda del recurso. Del cuarto al sexto año al momento de extraer alguna cantidad de crudo, siempre en fase de exploración, se establece un pago de regalía especial por la producción del petróleo antes de la declaratoria de comercialidad. Durante estas fases, la firma deberá realizar estudios sísmicos, pero ya hay compañías que han mostrado alguna inquietud.

A partir del séptimo año (o antes si se declara en fase de explotación comercial) la inversión que realice la adjudicada correrá por su cuenta, pero con recuperación de los costos incurridos durante la exploración y deberá pagar la regalía al Estado, según el grado API, y los otros gravámenes, como participación estatal y capacitación, entre otros.
www.sigloxxi.com

Pin It on Pinterest

Share This