Datos del Banco Interamericano de Desarrollo señalan que hoy en día, el 73% de los países de América Latina cuentan con una estrategia de gobierno digital.

Por Revista Summa

Celebrar el Bicentenario de los países de Centroamérica es una oportunidad grandiosa para reflexionar sobre el camino ya recorrido, pero, sobre todo, es una invitación a pensar en prospectiva para construir países más modernos, más innovadores, más diversos e inclusivos y que sean jugadores importantes en la dinámica de la nueva economía 4.0

Por eso, la propuesta es trabajar juntos, todos los sectores, en este propósito. Desde Oracle vemos que existen 5 temas clave para tener en cuenta: el nuevo ciudadano y las instituciones que lo atienden en su vida activa, la omnicanalidad, los datos que son el nuevo petróleo, los negocios de la economía 4.0 y la educación como pilar fundamental de desarrollo.

1.      El Nuevo Ciudadano 720: Hoy existe un nuevo ciudadano. Lo hemos llamado ciudadano 720 porque responde al mundo análogo y digital al mismo tiempo. Para las instituciones públicas es muy importante empezar a entender y perfilar a este nuevo individuo: conformado por todo el conocimiento del ciudadano en un mundo real o físico (los datos básicos, demográficos, de contacto, transacciones con las instituciones e interacciones físicas), así como también por su perfil digital (representado por su pensamiento, gustos y necesidades en las redes sociales y en las interacciones con las organizaciones a través de los canales digitales), evolucionando al concepto de omnicanalidad que tiene como propósito reunir todas las interacciones y mensajes en un único sistema de manera ágil, en una relación de confianza y, sobre todo, segura.

Esto ha sido un desafío para el sector público, pues según datos recientes del BID en Centroamérica, el 97% de las oficinas públicas no tenía presupuesto para invertir en proyectos que impulsaran el avance de la agenda digital. Sin embargo, las iniciativas en esta área empiezan a mostrar un impacto destacable tanto en los ciudadanos y empresas, así como en el propio gobierno.

2.      Onmicanalidad: Es la oportunidad para que todas las instituciones públicas empleen de forma asertiva los nuevos canales de comunicación: internet, y con él las páginas Web, el correo electrónico, los chatbots y los teléfonos celulares con su  famosa mensajería de texto. Surge, entonces, el concepto de Omnicanalidad que busca reunir todas las interacciones del ciudadano, a través de múltiples canales que interactúan e intercambian información, en un solo sitio para permitir a la organización mejores servicios y generar respuestas adecuadas a las necesidades.

«Los ciudadanos de todo el mundo exigen cada vez más interactuar con sus gobiernos a través de plataformas digitales. Por eso hace imperioso, por ejemplo, que el Gobierno emplee los nuevos canales de comunicación con el ciudadano para conocer más de cerca sus inquietudes y sus nuevas necesidades. Así las cosas, los usos de las tecnologías en las ciudades inteligentes se pueden encontrar en diferentes áreas, desde el transporte público hasta la agricultura. Son los medios que el ciudadano usa para interactuar con el Estado. Y además deben apuntar a solucionar factores urbanos como equidad e inclusión social, gobernanza, seguridad y privacidad de la información, medioambiente, movilidad y transporte, desarrollo humano”, explica Kristian Sánchez, Gerente de Oracle Centroamérica.

3.      Datos y más datos. La nueva era que comenzamos a propósito del bicentenario está basada en el conocimiento (datos) y exige organizaciones de gobierno inteligentes e interconectadas. Los datos deben convertirse en la herramienta para la toma de decisiones por parte de las administraciones públicas y para la construcción de un país digital. Para ello, las instituciones deben echar mano de soluciones y plataformas con tecnologías emergentes, como AI/ML, IoT, blockchain y asistentes digitales, que le otorgan a los datos un nuevo nivel de inteligencia. Esto permite centrarse en las áreas de acción prioritarias como, por ejemplo, fortalecer la capacidad de preparación y respuesta de salud pública, redes de seguridad para poblaciones vulnerables, productividad económica y políticas de empleo y fiscales para mejorar el impacto económico.

4.      Negocios 4.0. Estamos hablando de una nueva economía. Las industrias se han transformado y la manera de consumir servicios y productos hoy se vive de una manera distinta. Las empresas, especialmente las Pymes, deben contar con las tecnologías para facilitar los mecanismos necesarios para incrementar su productividad y competitividad en el contexto de la Industria 4.0. La nube de segunda generación ofrece nuevas capacidades autónomas, mayor seguridad, mitigando el error humano, y generando grandes ventajas de rendimiento y costo. Además, las aplicaciones en la nube permiten a las compañías manejar de forma descentralizada sus operaciones, a través de soluciones contables, financieras, administrativas, de gestión humana, logística y de experiencia al cliente, entre otras. Es decir que es posible diseñar empresas hiper-conectadas y flexibles.

5.      En el centro, las personas. Sin duda debemos preparar a las nuevas generaciones de profesionales con unas capacidades acordes a las de la 4 Revolución industrial. Es responsabilidad de todos apoyar a los jóvenes y futuros trabajadores para que sean los innovadores del mañana y los creadores de los nuevos negocios. Por esto desde Oracle Academy trabajamos de la mano de distintas instituciones para enseñar a niños y jóvenes programación, pensamiento analítico, resolución de problemas y otros.

La celebración del Bicentenario debe ser un gran espacio para que pensemos cómo nos queremos ver en los próximos años. Así que es el momento para pensar en el uso de nuevas tecnologías y servicios digitales que mejoren los existentes y apoyen a los ciudadanos a tener una mejor calidad de vida y a las empresas a ser más competitivas.

Por eso, “Oracle pone al servicio de los países lo mejor de su tecnología e innovación para crear Instituciones conectadas al ciudadano que permitan avanzar en la construcción de un Gobierno Digital, entregando servicios públicos integrados de alta calidad, por vía digital y de manera segura, para mejorar el bienestar de los habitantes”, concluyó Kristian Sánchez. 

Pin It on Pinterest

Share This