Las principales causas por las cuales los viajeros no descansan bien cuando están lejos de su hogar son los diferentes entornos (44%), los ruidos desconocidos (35%) y trabajar hasta tarde (35%).

Por Revista Summa

Jet lag, largas noches y nuevos espacios – Ay Dios! Los viajeros de negocios se ven afectados por descansar poco durante sus viajes, y con la celebración del Día Mundial del Sueño el próximo15 de marzo, IHG® dará a conocer los resultados de una nueva encuesta mundial sobre el descanso durante los viajes al mismo tiempo del lanzamiento de la tecnología de iluminación para mejorar la calidad del sueño en los hoteles.

El estudio a cargo de IHG, una de las principales compañías hoteleras del mundo, reveló que la falta de sueño es la principal preocupación de los viajeros, ya que cuatro de cada cinco (80%) afirman que tienen problemas para dormir cuando están lejos de casa.La encuesta también revela que el viajero de negocios promedio cada noche pierde alrededor de 58 minutos de sueño cuando se aleja de su hogar, promediando solamente 5 horas y 17 minutos por noche.

Para ayudar a reducir los problemas de sueño, IHG está poniendo a prueba  JOURNI Mobile Task Light, que permite a los huéspedes ajustar la iluminación de sus habitaciones desde tonos cálidos que ayudan a dormir por la noche y un espectro de alerta para ayudar a los huéspedes a concentrarse durante el día. Se basa en la idea de la iluminación Circadiana, un concepto que considera el ritmo circadiano del cuerpo que regula el ciclo de dormir – despertar que conforma el sistema circadiano humano.

  1. Si está viajando a través de zonas horarias, ajuste su reloj corporal de antemano.
    Posiblemente, la mayor perturbación del sueño para quienes viajan es el jet lag. El jet lag (desfase horario) ocurre cuando viajamos a través de zonas horarias y tratamos de ajustar nuestro reloj corporal, o ritmo circadiano, demasiado rápido. La mejor manera de evitar esto es establecer su rutina más cerca de la hora en su destino unos días antes de viajar. Mueva la hora de acostarse una hora antes (o más tarde) cada noche y también si es posible, intente cambiar sus horarios de comida.
  2. Obtener la luz correcta.
    La luz es la señal más grande para dormir y puede ayudar a adaptarse mejor al viajar y para dormir más fácilmente. Por naturaleza, estamos programados para sentirnos cansados cuando oscurece y despertarnos con la luz de la mañana. Cuando viaje, sincronice su iluminación con la nueva zona horaria lo antes posible. Si llega por la noche, quédese despierto mientras viaja y mantenga la luz brillante para que se sienta cansado cuando llegue.
  3. Piense en agua, especialmente al volar.
    Beba agua para mantenerse hidratado y evite la cafeína y el alcohol, especialmente cuando vuela distancias largas, ya que la deshidratación es un síntoma del jet lag. Para aquellos que planean dormir dentro de las ocho horas de haber bajado del avión, evite todas las bebidas con cafeína. Además, si bien el efecto sedante del alcohol puede ayudarlo a dormir más fácilmente, fragmenta el sueño y reduce la calidad del sueño.
  4. Comer sano, pero no demasiado tarde, y tomar probióticos.
    Nuestro sistema digestivo y nuestro sueño están íntimamente relacionados y se ven afectados por lo que comemos y bebemos y cuándo lo hacemos. Coma una variedad de alimentos que contengan nutrientes como el triptófano, magnesio y vitamina D y coma la última comida importante aproximadamente cuatro (o por lo menos dos) horas antes de irse a dormir. Si está viajando a través de diferentes zonas horarias, a medida que ajuste sus horas de dormir y despertar, también si es posible, cambie sus comidas a la nueva zona horaria.
  5. Elija su hotel con cuidado.
    Donde duermes, importa. Elija un hotel que le ofrezca la mejor oportunidad de poder dormir bien. Compruebe que tienen un menú decente de almohadas, persianas o cortinas opacas y bebidas descafeinadas en la habitación. También revise los niveles de ruido y solicite que le proporcionen una habitación que esté en un piso tranquilo y lejos de la contaminación de ruido, como el tráfico.

Pin It on Pinterest

Share This