Relacionarse es otra de las lecciones más importantes que dejan los viajes.

Por Revista Summa

Sin duda, viajar proporciona experiencias maravillosas, pues es una oportunidad para explorar lugares diferentes, aprender, conocer culturas, historias y personas. Además, viajar también deja varias lecciones útiles, que muchos emprendedores pueden aplicar. Por ello, redBus explica las cinco lecciones para que las pongas en práctica si estás pensando en emprender o  eres un emprendedor. ¡No te las pierdas!

La planeación, la base de todo

Para nadie es un secreto que la buena planificación de un viaje puede llegar a determinar su éxito. Definitivamente, organizar un viaje requiere de tiempo, investigación, análisis y demás factores. Por ejemplo, uno de los puntos más importantes a la hora de viajar es tener claro el destino debido a que este determina los siguientes puntos. 

Igualmente, durante este proceso es posible obtener múltiples beneficios como pasajes más económicos, conocer mejor el destino, ahorrar un poco más de dinero para visitar más lugares, encontrar una buena temporada, entre otros. 

Esta primera lección puede ser tomada en cuenta por los emprendedores, pues al igual que un viaje, un negocio se basa en una buena planeación.

Al momento de emprender, lo primero que se debe tener claro es el producto o servicio que se va a ofrecer. Para ello, se debe considerar el mercado, el público objetivo, las necesidades, y determinar el medio por el que se va a comercializar, ya sea por web o en lugar físico. Todo esto está incluido dentro de un plan de negocios que se debe desarrollar con tiempo, dedicación y rigurosidad. 

Arriesgarse, una forma de vencer los miedos 

Una de las principales amenazas para un emprendedor son sus miedos, pues aventurarse a iniciar con un negocio es una tarea compleja que requiere de esfuerzo, dedicación y mucha planificación.  

Esto también puede llegar a ocurrir cuando se piensa en viajar. En ocasiones, factores como el dinero, la seguridad, los cambios de horario y el idioma, pueden ser algunos de los temores que se pueden presentar en este caso. Sin embargo, esta experiencia es tan enriquecedora que muchos logran vencer estos miedos, arriesgándose a vivir una aventura sin importar las consecuencias. 

Esta experiencia es un buen aprendizaje para quienes quieren emprender. A pesar de las circunstancias, en ocasiones es importante tomar algún riesgo, y más cuando se está pensando en un negocio. Aunque el camino no sea fácil, al final, siempre está la satisfacción de haberlo intentado, lo cual ya es una ganancia. 

Tomar decisiones sin importar las consecuencias

Este punto es, tal vez, parecido al anterior debido a que en ocasiones las decisiones conllevan riesgos. No obstante, tomar decisiones claras es necesario cuando se quiere lograr un objetivo. Por ejemplo, para muchos conocer un destino se convierte en una meta que requiere de trabajo y mucha planificación, pero esto no se concreta hasta que se toma la decisión de llevarla a cabo, puesto que los planes pueden quedarse en el papel. Es ese instante cuando el sueño de conocer un destino comienza a hacerse realidad. 

Esto mismo debería ocurrir cuando se piensa en un negocio, puesto que las decisiones también hacen parte de su éxito. A veces existe el miedo de no tomar la decisión correcta, pero de los errores nacen grandes aprendizajes. Así que toma esta lección en tu vida de emprendedor, toma decisiones sin ver el lado negativo y enfócate en sacar adelante tu producto o servicio.  

Elaborar presupuestos rigurosos 

Otra de las lecciones que dejan los viajes a los emprendedores es preparar un riguroso presupuesto. Este es, quizás, uno de los puntos más importantes a la hora de hacer un viaje, pues este determina desde el destino hasta el tiempo. 

El presupuesto se compone de varios ítems como el transporte, el alojamiento, la alimentación, y otros gastos adicionales que se deben tener en cuenta. Por ello, es indispensable para esta tarea una profunda investigación que arroje una cifra promedio, que permita armar un buen plan financiero. Esto es crucial ya que si no se planea un buen presupuesto, cabe la posibilidad de pasar un mal rato. 

Sin duda alguna, esta es una lección que un emprendedor debe incorporar en su negocio, pues este punto es fundamental para una persona que tiene su empresa o que está pensando en crearla.  

Relacionarse más 

Finalmente, relacionarse es otra de las lecciones más importantes que dejan los viajes. Muchas personas por diferentes razones viajan solas, lo cual se convierte en una  oportunidad perfecta para conocer gente. Se dice que esto fomenta las habilidades sociales, y ayuda a tener nuevos aprendizajes. Además, son personas que más adelante pueden convertirse en grandes aliados. 

Esta es una lección valiosa para los emprendedores, puesto que la base de un buen negocio son sus clientes. Por esta razón, crear buenas relaciones puede llegar a fortalecer tu empresa.

Esperamos que incluyas estas lecciones en tu vida de emprendedor, y así  logres convertir tu negocio o empresa en una de las más exitosas.




Pin It on Pinterest

Share This