Recomienda aplicar Regla Fiscal sin excepciones y posponer cuanto antes la entrada en vigencia del IVA en la canasta básica.

Por Revista Summa

El Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica propone 5 ejes estratégicos para reactivar la economía de Costa Rica, a raíz de la situación que ya existía antes de la declaración de la emergencia nacional por el covid-19 y que se agrava a causa de la pandemia.

Guillermo Smith, presidente del Colegio, comentó la necesidad de formular un plan estratégico que permita la reactivación económica, e incluya propuestas de corto, mediano y largo plazo. Señaló que las medidas no solo deben servir para hacer frente a la actual emergencia, sino que deben atacar de manera definitiva, las causas del problema fiscal y del recurrente débil crecimiento de la economía.

“Si la economía no crece a índices superiores a las que ha tenido el país, no será posible disminuir el desempleo, la pobreza y la desigualdad”, aseguró Smith.

Por esta razón, los Contadores Públicos Autorizados proponen:

1.     Aplicar en forma inmediata la Regla Fiscal, la cual solo  genera confianza en la población del país si es aplicada en forma general. El control de los egresos en inversión y gasto debe ser una prioridad de todos los sectores.

      Asimismo, para el año 2020, el Colegio propone utilizar el superávit de varias instituciones públicas para        financiar el gasto corriente. Eso sí, teniendo en consideración, previa reserva para hacer frente a las obligaciones laborales de la población que se estaría pensionando en los próximos periodos, y lo necesario para cubrir las inversiones ya contratadas.

2.     La efectiva distribución de los ¢900 mil millones que anunció el Gobierno con tasas preferenciales, para el sector productivo, a fin de mover la economía y generar empleo.

“Instamos a la banca de desarrollo a disponer de fondos para préstamos en condiciones especiales, con tasas de interés  bajas y plazos extendidos, que permitan incentivar nuevos proyectos económicos y la creación de nuevas empresas”, explicó el presidente del Colegio de Contadores Públicos.

3.     Transparencia en la generación de la información: Es importante que todos aquellos recursos que se  destinaron a atender la crisis generada por el COVID-19, sean reportados con informes a disposición de los costarricenses, para la verificación pública de su uso y canalización, lo cual debe ser una práctica sana para el manejo de las finanzas.

“El gobierno debe de manera ágil y oportuna, publicar las cifras fiscales y económicas, y las concernientes a los gastos totales del Estado asignados para mitigar los efectos de la pandemia, y a las ayudas del programa PROTEGER, entre otros.

Debe integrar la información de los diferentes canales y entidades, considerando los grupos familiares, a fin de demostrar el buen control y uso de estos fondos. Así como, los ajustes efectuados al ejercicio presupuestario y siguientes para garantizar el equilibrio presupuestario previsto en la Ley”, señaló Smith.

4.     Posponer la entrada en vigencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la canasta básica y otras áreas, prevista para aplicares a partir del 1 de julio.

El Colegio de Contadores Públicos apoya modificar con urgencia los proyectos de Ley para Exonerar la Canasta Básica del pago del IVA, expediente No. 21.939; y la Ley de Atención al Sector Turismo, expediente No. 21.934.

“Proponemos bajar la tasa del IVA del 13% al 10% para los bienes y servicios grabados con este impuesto, en forma temporal, para dar paso a un mayor flujo de los costarricenses para el consumo”, indicó Smith.

Agregó que no sería conveniente cubrir los gastos y la inversión con un aumento en los impuestos.

De prosperar la iniciativa de aumentar el IVA del 13% al 15%, será una medida en detrimento de la poca estabilidad que tienen actualmente muchas familias y acrecentaría la pobreza en otras que en este momento han perdido el empleo o tienen un solo ingreso. 

Todo esto agravado con la pérdida de competitividad internacional. El objetivo debe ser mantener la recaudación de impuestos y aumentarla progresivamente, vía el consumo y el empleo, más las mejoras en los sistemas de fiscalización tributaria; no mediante un incremento de la tasa del IVA

Asimismo, añadió que es conveniente promover un aliciente fiscal como la reducción de la tasa del Impuesto sobre la Renta en un periodo de 1 a 2 años. 

5.     Otras medidas:

Agilización de trámites: Es impostergable dictar medidas para la disminución de trámites y el plazo de duración de los mismos, haciendo uso de plataformas tecnológicas.

“Los requerimientos para la apertura de nuevos negocios o para obtener créditos es complejo. Para la mayoría de los costarricenses estos trámites no son ágiles”, señaló el licenciado Smith.

Innovación: La inversión en ciencia, tecnología e innovación tiene un carácter estratégico para el desarrollo y la competitividad de los países. Por ello, es apropiado que se promueva de una manera intensa la creación de programas para la investigación y desarrollo tanto en el sector público como privado.

Atracción de nuevas inversiones: Es importante continuar con la ejecución de programas público-privados como CINDE para la atracción de inversiones y conforme se vaya superando la crisis actual.

Facilitar el ingreso del trabajador informal a la CCSS:Es importante que la CCSS modifique su Reglamento para incentivar al trabajador informal a que se integre a las cuotas del seguro patronal; simplificando su inscripción, los tiempos de respuesta y atendiendo las propuestas realizadas en la base de determinación, cuyo actual sistema ha sido objetado en tribunales. Debe ser simple en línea, con la fiscalización posterior de la CCSS y de bajo costo tanto para la CCSS y el trabajador

Tipo de cambio: Modificar el procedimiento aplicado por el Banco Central de Costa Rica para controlar el tipo de cambio (depreciar el colón) para incentivar actividades de exportación y el turismo.

Pin It on Pinterest

Share This