Recomiendan priorizar sus gastos e invertir una parte en el ahorro.

Por Revista Summa

Se aproxima la época navideña y con ella el pago del aguinaldo. Muchos esperan con ansias este ingreso extra, pero a veces así como llega, así de rápido se va; de ahí la importancia de tener un plan para optimizar el uso de este dinero y considerar algunos consejos para que rinda más.

La llegada de estos ingresos adicionales causa alegría y alivio, no solo porque es un ingreso producto del trabajo, sino también porque facilita el cubrir necesidades, y prioridades, sobre todo en una época en la que comúnmente hay más gastos.

“Después de un arduo año de trabajo es justo que queramos disfrutar de este dinero, especialmente cuando aún sentimos los efectos negativos de la pandemia sobre nuestra economía, pero debemos recordar que una adecuada planificación es la base para administrar correctamente ese dinero o cualquier otro dinero que recibimos. La realidad de cada persona o familia es diferente, lo principal es saber planificar y priorizar el uso correcto del dinero. Invertir en bienestar de mediano o largo plazo como cancelación o amortización de deudas, vivienda, salud, educación y ahorro, debería ser prioridad sobre gastos que nos dan una felicidad momentánea o temporal”, mencionó Hugo Villalta, director Comercial de Coopeservidores (CS).

Ante este panorama, desde Coopeservidores (CS) sugieren estos consejos para darle un mejor uso a su aguinaldo:

  1. Hacer un presupuesto para el mes de diciembre: con los ingresos extraordinarios versus los gastos tradicionales de la época. Anticipar o revisar el monto de aguinaldo a recibir, incluyendo otros ingresos como excedentes de la asociación, ahorros navideños y bonos, y hacer planes realistas de acuerdo a las capacidades de compra que tengamos. Asegúrese de no exceder su ingreso.
  1. Poner al día las deudas: si tiene deudas es recomendable analizar si lo conveniente es pagar o amortizar algunas de forma anticipada que generen liquidez y de esta forma, tener un disponible adicional que pueda destinar al ahorro.
  1. Otros compromisos: como el pago de todos los impuestos, de forma tal que se atiendan de manera oportuna; tal es el caso del marchamo, bienes inmuebles y otros. En esta época los gastos incrementan, tome en cuenta la inversión en regalos y actividades a los cuales desea participar, elija regalos que no comprometan sus finanzas personales.
  1. No gastar más de lo que gana: esta es una regla aplicable en cualquier época del año, pero es importante pensar en el costo final de cada compra que se realice y se haga un análisis sobre esos compromisos económicos para que al final no sobrepasen la liquidez. Realizar una estrategia de compra para los gastos de temporada le ayudará a comprar lo necesario sin comprometer sus finanzas para el cierre de año.
  2. Ahorrar: otra buena alternativa para el uso del aguinaldo es iniciar un plan de ahorro orientado al logro de metas a corto, mediano o largo plazo. Inicie con una cuota pequeña, si tiene una capacidad de pago limitada, y sea consistente. Recuerde elegir la opción de ahorro que mejor se adecúe a sus objetivos.

Más allá de la correcta inversión del aguinaldo, tener una adecuada educación financiera le permitirá planificar las finanzas personales y familiares a corto, mediano y largo plazo. Es importante tener bien claro cuáles son los gastos fijos para definir los tipos de consumos o inversiones que se pueden realizar a futuro con el dinero restante.

Finalmente, se recomienda manejar el aguinaldo y el ingreso fijo de diciembre de forma separada, es decir hay que seguir utilizando el salario para los gastos mensuales típicos del mes y si es posible, adelantar pagos fijos del mes de enero.

Pin It on Pinterest

Share This