La idea de crear un sistema de alertas ciudadanas nació en septiembre de 2009. La cuenta @alertux comenzó a crecer en usuarios que se sentían cómodos de denunciar el tráfico en una zona de San Salvador, o denunciar asaltos a través de ese canal. Después, fue una cultura extendida en el territorio salvadoreño.

El proyecto arrancó en 2010. Los ciudadanos podían compartir sucesos de inseguridad en tiempo real, alertar a miembros de la comunidad sobre lugares, días y horas que representaran riesgo para la ciudadanía. En el sistema se integraron cuerpos de socorro, organizaciones gubernamentales y medios de comunicación. El lema fue: Alertux somos todos.

Alertux fue uno de los medios sociales que informó, las 24 horas, sobre el desarrollo del fenómeno climatológico de lluvias generadas por la depresión tropical 12 E, en octubre de 2011 en El Salvador. Comunicó sobre caídas de puentes, damnificados, lugares para llevar ayuda y más. Alertux funciona con el modelo de crowdsourcing: el contenido se genera por el número de personas involucradas (algo similar a Wikipedia).

El salto cualitativo ocurrió en octubre de 2012. El programa Clix de CNN en Español presentó a América Latina su modelo de negocio. Las solicitudes comenzaron a venir de México D.F., Monterrey, Bogotá, Medellín, Caracas y Buenos Aires. La cuenta de Alertux en Twitter creció a un ritmo de 5.000 seguidores por semana. «Hace un año, Clix nos invitó a compartir Alertux al público latinoamericano. Esto generó solicitudes de muchas ciudades para lanzar comunidades, administrar tantas comunidades con el sistema se volvió abrumador», explicó Rubén Rochi, presidente y fundador de Alertux.

Las solicitudes provinieron de Buenos Aires, Medellín, Bogotá, Medellín. Hoy, la cuentas de Alertux en Twitter suman 180.000 seguidores. «Dada la demanda de recursos, tuvimos que abrirle espacio a la publicidad y aumentar capacidad productiva. Aplicamos al Fondo de Desarrollo Productivo (FONDEPRO) y lo aprobaron en 2012. Con estos fondos se ha demostrado ingenio, buena mano de obra calificada, algoritmos que leen alertas, las clasifican, las localizan para mapearlas en Alertux.com y aplicaciones móviles», apuntó Rochi, que también fue ministro de turismo de El Salvador. FONDEPRO les aprobó fondos no reembolsables por US$100.000.

De esos, se han desembolsado US$67.000 a Alertux. Los desembolsos terminarán en diciembre. Los fondos se han utilizado para compra de equipo, servidores, computadoras, contratación de desarrolladores, operadores, asistentes de venta, subcontratación de contabilidad.

Alertux en Twitter

En búsqueda de los números negros

Alertux ha sido gratis desde sus inicios. Hoy, han agregado anuncios en sus redes sociales y lanzado campañas publicitarias. Sólo las ventas que hacen desde El Salvador han logrado que el sistema sea rentable. Sus clientes anunciantes fuera de El Salvador pueden colocar sus anuncios de forma automática. «Vamos a dar un salto cuántico para evitar ser víctima de hechos delictivos. Se ha lanzado una importante campaña en Google para registrarse en Alertux.com», agregó Rochi.

«Lo que hemos aprendido en El Salvador es que después de ciertos seguidores hay un aumento en la proliferación de estos. En la medida que haya más seguidores se vuelve más atractivo para los anunciantes», reforzó Rochi. Este ejecutivo mercadólogo le apuesta fuerte a Buenos Aires, Caracas y Bogotá para crecer exponencialmente. En especial, las alertas relacionadas a seguridad y tráfico vehicular. De esa forma, los anunciantes se cuelan en los intereses de los seguidores con alertas patrocinadas.

El paso de los números rojos a la rentabilidad pasó por reconvertir el negocio. José Luis Barreto, director de desarrollo de Alertux, describió que el crecimiento en Twitter impulsó la reconversión del negocio. «A partir de la experiencia en Clix tuvimos demanda de personas en Latinoamérica solicitando comunidades. Nos preguntamos: ¿Como podemos atender todos estos problemas? El 100% de alertas llegan por Twitter. La gente quiere saber qué evento está sucediendo. Entonces, decidimos lanzar Alertux 2.0″, apuntó Barreto.

Hoy el sistema dirigirá en específico a los clientes a sus anunciantes. La plataforma permitirá conocer perfil demográfico para dirigir información específica.

Un 50% de los usuarios se conectan desde web a la cuenta. A partir de eso, el punto de partida fue cómo mejorar la experiencia. Luego, se tuvo que escoger a qué ciudades se les daría servicio. Tercero, cómo operar 24 horas en cualquier lugar sin que exista un community manager que capture y distribuya. La respuesta a esta última fue crear una plataforma que geolocalice y clasifique de forma automática.

En cuarto lugar, la apuesta también fue lanzar una aplicación Android. El 50% de los usuarios de Alertux son móviles.

Alertux ha permitido encontrar carros robados, gente desaparecida y prevenido de asaltos y robos en San Salvador.

El sistema de alertas llegó a otras ciudades en noviembre de 2012.

Roberto Palomo Cea, gerente de desarrollo comercial, detalló que las comunidades fuera de El Salvador crecen a un ratio de 1.000 a 1.200 personas por semana. El 90% de los seguidores de Alertux tienen entre 18 y 45 años.

Las alertas más relevantes de sus seguidores son: tráfico, inseguridad y clima. El sitio también provee de un Mapa de puntos de asalto en San Salvador, que comparte con las autoridades y se alimenta del feedback de los usuarios. «Las alertas de inseguridad que se vuelven de lectura obligatoria. Igual, un mapa con puntos de asalto puede ser visto hasta 58.000 veces en menos de 48 horas», apuntó Palomo.

La comunidad ha crecido exponencialmente de forma orgánica. «En octubre de 2011 llegábamos a 10.000 personas, en octubre de 2012 llegábamos a 30.000», subrayó. En 2014, la meta es llegar a 400.000 personas en América Latina como parte de la comunidad Alertux.

Alertux Buenos Aires

Branding enfocado

Alertux ha logrado mover 60 campañas publicitarias desde sus redes sociales. Los tipos de campañas se enfocan en lograr un impacto en la comunidad con empresas de todo rubro: vialidad, empresas de medicina, salud, bienes raíces.

«Las campañas que han funcionado bien son las de generación de tráfico off line. Guíamos a lugares donde comer, llevamos participantes a eventos relevantes a la comunidad. Generamos guías de venta que van a completar formulario y actividades online», apuntó Palomo. Una campaña vale US$700.

Con Alertux 2.0, los anunciantes podrán estar en aplicación móvil y plataforma web. «Vamos a poder anunciar contenido de anunciante, segmentar la información por zonas», agregó.

Alertux está presente de forma activa en México D.F., Monterrey, Bogotá, Medellín, Caracas y Buenos Aires.www.revistasumma.com

Pin It on Pinterest

Share This