El precio máximo de la libra de café guatemalteco alcanzó US$28 ayer en la novena subasta electrónica de la Taza de la Excelencia, realizada en la sede de la Asociación Nacional del Café (Anacafé). Por cuarta vez, el grano de la finca El Injerto logró la primera posición, haciéndose acreedora del mejor precio.

Arturo Aguirre, propietario de El Injerto, resaltó que la subasta electrónica es una herramienta para que el café nacional no solo sea reconocido como el mejor del mundo, sino que también es un motor para que la «altísima» calidad del grano se generalice a todos los productores del país.

El también tostador, refirió que en la actualidad el 85% de los caficultores son pequeños productores de café de altura.

La finca ganadora, que está ubicada en el municipio de La Libertad, Huehuetenango, ha sido pionera en el cultivo de cafés finos y junto con su hermana, la finca Las Macadamias, también ubicada en ese municipio, han logrado posicionar al grano de ese lugar como uno de los de mayor demanda, especialmente entre los importadores japoneses.

Precisamente, en esta subasta, la japonesa C&C Company adquirió 35 cajas de 30 kilos de El Injerto. En total, con la participación de 28 fincas, con la misma oferta de lotes, la subasta representó la venta de 34 mil 980 kilos, equivalentes a US$712 mil 234.27 (Q5.70 millones).

Con los US$28 alcanzados ayer se superó el precio del 2009, cuando la libra, también de El Injerto fue de US$22.04. Sin embargo esa cotización se quedó muy por debajo del récord histórico de US$80.20 registrado en la subasta del 2008.

En esa oportunidad, según explicaron fuentes de Anacafé, tres compradores japoneses pujaron por adquirir el mismo lote y, en consecuencia, el precio aumentó hasta sobrepasar en US$60.07 el precio máximo del 2007, cuando se ubicó en US$19.50.

Al final, la «pelea» virtual concluyó cuando los importadores acordaron comprar en conjunto el lote para dividirlo en tres porciones similares.

La segunda posición de la subasta fue para la finca Rosma, del municipio de San Pedro Necta, también en Huehuetenango, quien logró un valor de venta por libra de café de US$22.10, en tanto que en el tercer lugar se posicionó la finca Las Macadamias, obtuvo US$19 por libra.

Entre los productores que participaron destacan la Asociación Unidos para Vivir Mejor (Asuvim), localizada en Santa Clara La Laguna, Sololá, que lo hizo por segundo año consecutivo.

En esta oportunidad el café del grupo, integrado por 93 productores, alcanzó un precio de US$7.99 y fue adquirido por 12 empresas de ocho países diferentes.

Héctor Jonathan Chávez, gerente de la Asociación, informó que el producto de la venta (US$22 mil 723.40) será empleado para abonar y recuperar sus cafetales dañados durante la tormenta Ágatha.

Otro caso es el de la Finca La Merced, ubicada en San Martín Jilotepeque, Chimaltenango, cuyos propietarios decidieron donar el 10 por ciento de la venta para ayudar a la recuperación de 15 familias de la localidad quienes perdieron sus viviendas por dicha tormenta.

Josefina Solano, propietaria de las fincas La Pía y El Tambor, ubicadas en Palencia, Guatemala, y que obtuvieron precios de US$7.45 y US$10.10 y quien participa por primera vez, manifestó que volverá el año próximo porque «si se mejora el capital, es posible mejorar todo en el proceso de producción y ofrecer mejor calidad del café que producimos». Entre los compradores participaron importadores de Canadá, Estados Unidos, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suiza, Reino Unido, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Australia y Guatemala, que sumaron un grupo de 112.
http://www.prensalibre.com/economia/Precio-maximo-US28-libra_0_298770138.html

Pin It on Pinterest

Share This