Las dos subastas más recientes del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), por un total de US$75 millones, despertaron el apetito de los participantes en el mercado bursátil costarricense, al punto que la demanda por estos bonos triplicó la oferta en ambas jornadas.
Asimismo, los precios de los instrumentos en moneda extranjera de esta entidad evidencian una tendencia alcista en las transacciones registradas recientemente.

Alta liquidez Una cantidad considerable de dólares en el sistema financiero, que también se refleja en el tipo de cambio, es el motivo que explica el incremento en el apetito por estos bonos.

«Hay una buena aceptación de estos bonos en el mercado, ya que diversifican los portafolios, cuentan con volúmenes importantes de emisión, con plazos diferentes, en diferentes monedas, por lo que han despertado el interés de las operadoras de pensiones y otros inversionistas», explicó Douglas Soto, gerente general de BCR Valores.

En la subasta del 25 de junio, el precio promedio de asignación alcanzó 103,88%, cifra que supera en más de cien puntos básicos el precio promedio de la subasta que se realizó dos días antes.

Según Juan Pablo Segura, de Aldesa, los títulos en dólares han incrementado su precio debido a un ajuste a la baja en los rendimientos que se pagan en el país, y que responden al exceso de liquidez en esa moneda.

«Esto va en línea con lo que está sucediendo en los mercados internacionales», comentó.

Pocos títulos.

La carencia de instrumentos de inversión de largo plazo en el mercado local favorece la colocación de emisiones como las del ICE y los fideicomisos de generación eléctrica.

Los títulos del Proyecto Térmico Garabito, que funcionan bajo la figura de un fideicomiso del Banco Nacional, también han mostrado un comportamiento de precios hacia el alza.

La liquidez de estas emisiones en el futuro dependerá de las posibilidades de mercado secundario que se les pueda dar. Al respecto, juegan un papel muy importante el tamaño de la emisión y los compradores de los títulos.

«Por ejemplo, si lo compran operadoras de pensiones, es muy posible que se lo dejen hasta el vencimiento», explicó Segura.

Bajo riesgo. Las dos subastas de junio completaron el saldo completo de la serie bc3$, que tiene vencimiento a 12 años plazo y es parte de un programa de emisiones por $200 millones.

La tasa ofrecida fue de 6,60% neta, con cupón trimestral y calificación de riesgo AAA de Fitch Ratings Costa Rica, que indica una alta capacidad de pago del emisor.

Mauricio Moreno, subgerente de Finanzas del ICE, comentó que el bajo riesgo certificado de la empresa se vuelve un factor importante en la emisión de los bonos.

«Se ha demostrado una participación muy positiva en la colocación de bonos en el Bolsa Nacional de Valores, lo que nos permite una mayor fluidez para nuestros negocios», acotó.

Destino específico Los recursos serán usados en proyectos de generación eléctrica en funcionamiento: Borinquen, Las Pailas, Saavegre, Toro II y Garabito; y en los proyectos en construccción Cachí, Moín I, II y III, Río Macho y Arenal.

BCR Valores e INS Valores son los puestos de bolsa representantes del ICE para la colocación de sus programas de emisiones.http://www.nacion.com/2010-07-07/Economia/FotoVideoDestacado/Economia2437631.aspx

Pin It on Pinterest

Share This