Consejos para recuperar el crecimiento y prosperar en un futuro impredecible.

Por EFE

Los directores financieros están liderando la carga producto de la crisis sanitaria, realizando grandes pasos para salir adelante a la competencia, cambiando sus modelos de negocio, aprovechando fusiones y adquisiciones (M&A) o desinversiones para respaldar los cambios e invirtiendo en automatización para acelerar las finanzas y gestionar los riesgos.

De hecho, la crisis sanitaria y económica que ha afectado a muchos países alrededor del mundo han acelerado la digitalización en todo sentido, desde procesos internos hasta productos, servicios e interacciones con los clientes. Una encuesta realizada por McKinsey & Company a ejecutivos globales descubrió que, en el caso del trabajo remoto, las empresas se trasladaban 40 veces más rápido de lo que creían posible antes de la pandemia.

De acuerdo con Kristhian Sánchez, Gerente de Oracle Centroamérica, “las empresas que estuvieron mejor preparadas para la crisis generada por la crisis sanitaria contaban con una tecnología que les permitió adaptarse rápidamente a los tiempos cambiantes: transacciones sin intervención, robótica, comercio online o la infraestructura necesaria para respaldar a un personal descentralizado”.

Oracle explica que, en el proceso de planificación, los directores financieros y sus equipos deben prestar atención a cuatro oportunidades clave para hacer avanzar sus empresas y a las tecnologías que pueden impulsar el éxito. Estas son:

1.       Adoptar la innovación de modelos de negocios:  Los rápidos cambios en el comportamiento de los clientes durante la crisis dejaron algo en claro: las organizaciones deben innovar y responder más rápidamente para sobrevivir, competir y reactivar el crecimiento. Ahora, más que nunca, la nube está empoderando a los disruptores del sector a adaptar nuevos modelos de negocio, a reorientar recursos, a incorporar el talento necesario y a capitalizar las oportunidades de crecimiento. Las plataformas avanzadas en la nube ofrecen automatización de procesos, impulsadas por tecnologías emergentes incorporadas, actualizaciones y mejoras continuas. Los directores financieros están invirtiendo en aplicaciones en la nube que ofrecen beneficios para empoderar la innovación, incluyendo soluciones ERP y EPM en la nube que permiten rastrear el desarrollo de nuevos productos y servicios, y mantener los proyectos dentro del presupuesto, reconocer e informar sobre ingresos anuales recurrentes de conformidad con las normas de contabilidad, ayudar a analizar nuevos escenarios, los costos y la rentabilidad de nuevos productos, servicios o líneas de negocio, como las subsidiarias, entre otros.

2.       Capitalizar las fusiones y adquisiciones y las desinversiones para respaldar los cambios:  El análisis de panoramas ayuda a los equipos a evaluar los resultados de las fusiones y adquisiciones, las desinversiones y a mejorar la planificación. La gestión de datos empresariales conecta las estructuras de datos de aplicaciones dispares de empresas que se fusionan. Las soluciones de ERP en la nube, como las de Oracle, proporcionan una plataforma de contabilidad empresarial para los procesos financieros, la contabilidad corporativa y la presentación de informes financieros, una única fuente financiera confiable.

3.       Acelerar un cierre automatizado: Grandes pasos, como trasladarse a un modelo de negocio digital, realizar una adquisición o introducir un nuevo producto o servicio, puede causar retrasos e imprecisiones en el cierre financiero, especialmente si se siguen utilizando procesos financieros manuales. Un cierre manual también puede evitar cambios rápidos y retrasar el éxito del mercado, ya que ralentiza el proceso de notificación de los resultados a las partes interesadas externas que necesitan comprender la integridad de su empresa. Las soluciones basadas en la nube que ofrecen tecnologías de machine learning y automatización inteligente de procesos pueden ayudar a realizar el cierre de libros más rápidamente y, tal vez, lo más importante en tiempos de incertidumbre, son lo suficientemente flexibles como para adaptarse a los cambios, sin esfuerzo. Imagine, por ejemplo, que ha abierto una filial como resultado de una adquisición y, de repente, necesita hacer cálculos sobre una participación minoritaria. Un software en la nube adecuado llevará a cabo un cálculo automatizado correcto. Rápidamente se obtienen resultados instantáneos, sin necesidad de ayuda del departamento de TI o de un consultor externo.

4.       Desarrollo de una cultura de riesgo inteligente: Los mismos pasos que permiten el crecimiento y la transformación también pueden poner en riesgo los datos más confidenciales y sensibles de una empresa. La identificación y la presentación de informes oportunos y precisos son esenciales para gestionar las amenazas, y las tecnologías de Inteligencia Artificial y la nube se utilizan cada vez más para lograr estos objetivos. Con la gestión de riesgos como parte de soluciones ERP en la nube es posible eliminar la separación manual de funciones basada en reglas: medio por el cual ninguna persona tiene control exclusivo de una transacción; reemplazar las herramientas de seguridad, riesgo o auditoría desconectadas; automatizar la seguridad avanzada y el monitoreo de transacciones para fortalecer los controles financieros; y agilizar los flujos de trabajo de auditoría.

“Utilizar esta crisis como una oportunidad para innovar”, aconseja Kristian Sánchez de Oracle. Para él, lo importante es desafiar a los líderes financieros a deshacerse del “equipaje heredado” que les agobia y a adoptar soluciones en la nube listas para el cambio, a fin de capitalizar el crecimiento y las oportunidades de mercado que se están creando. “Las empresas que innovan hoy en día, superarán a sus competidores en un futuro inmediato”, concluye.

Pin It on Pinterest

Share This