Te compartimos algunas prácticas que pueden ayudarte a lidiar con la ansiedad. 

Por Mundo Ejecutivo 

La ansiedad es algo difícil de explicar para alguien que nunca lo ha experimentado, y tampoco existen soluciones simples para sobrellevarla. Quien sufre de este padecimiento necesita consideración de parte de las personas de su alrededor.

Los síntomas, que van desde hiperventilación, hasta sudoraciones repentinas, a veces pueden ser fácilmente detectadas a su origen por quienes los padecen; de ser así, se pueden tomar acciones para detectarlas.

Aquí 4 prácticas que pueden ayudarte a lidiar con la ansiedad en tu trabajo:

Habla

Busca a alguien en quien confíes y hazle saber sobre tu ansiedad; mantenlo al tanto si algo ocurre en tu vida que pueda generarte tales sensaciones. Haciendo esto, tendrás una solución cuando sientas que pierdes el control.

Camina

Como ya hemos dicho, los síntomas pueden ser muy diversos, y a veces tu cerebro te pide que huyas. En esos casos, no es necesario correr, pero sí puedes salir unos minutos de la oficina y acomodar tus pensamientos para identificar qué fue lo que detonó la ansiedad.

Trabaja desde casa cuando lo necesites

Si despiertas con una sensación de temor o de que no necesitas estar en la oficina, con todo lo que eso implica, quédate en casa. Trabaja desde ahí o toma un día de enfermedad para recuperarte como de cualquier padecimiento físico.

Protege tu tiempo personal

Trabajar por muchas horas puede poner en peligro actividades o cosas que mantienen tu mente sana, como terapia, sueño o ejercicio. Cuando sientas que tu trabajo consume tu tiempo personal, resiste y no digas que sí de inmediato; pide ayuda, de ser posible.

Ante padecimientos mentales como la ansiedad y la depresión, se vuelve esencial una cultura laboral comprensiva que exhorte a sus empleados a externar sus necesidades en este rubro.

Pin It on Pinterest

Share This