La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) propone una regulación del sistema financiero a nivel internacional, publicó El Diario de Hoy.

Osvaldo Rosales, uno de los directores de la CEPAL, dijo que la modesta recuperación que atraviesan las economías de Estados Unidos y otras grandes potencias podría constituir la antesala de una nueva crisis que estalle en el segundo semestre del próximo año, si no se hacen estas reformas.

\»Para que la recuperación que aparece hoy día en ciernes sea sustentable, es necesario abordar aquellas causas que ocasionaron la crisis\», destaca Rosales, quien dirige la División de Comercio Internacional e Integración de la CEPAL.

El economista señala que la raíz de la crisis estuvo en la falta de regulación adecuada del sistema financiero, razón por la cual se generó bastante consenso sobre la necesidad de una reforma en ese sentido.

Oposición al cambio

Ahora que la economía de Estados Unidos y las de otras potencias dan señales de mejoría, los \»lobbies\» financieros plantean que no es necesario modificar la regulación, puesto que lo peor de la crisis ya pasó, observa Rosales.

Pese a las presiones, \»sería una tremenda irresponsabilidad olvidarnos de hacer esa reforma que parecía tan urgente en octubre o en noviembre del año pasado, cuando estábamos en plena crisis\», sostiene Rosales.

El especialista concluye que para adecuar la regulación financiera a los desafíos actuales, se deben abordar seis aspectos. El primero de ellos es regular más la emisión de bonos y otros instrumentos similares.

Más específicamente, se debe poner cuidado a la \»securitización\», que tal y como se dio en el mercado hipotecario estadounidense llevó a que quien estaba tomando las decisiones, al final, no tuviera plena conciencia del riesgo cierto en que se involucraba.

Rosales explica que los bonos fueron el instrumento básico de las operaciones hipotecarias en Estados Unidos y algunos países europeos.

\»Se trataba de la expansión de un mecanismo de financiamiento sobre la base de instrumentos altamente complejos y escasamente comprendidos incluso por los actores del sistema financiero\», observa el director de la CEPAL.

Un segundo punto que debe abordar la reforma regulatoria es el de aumentar la capitalización del sistema financiero.

En tercer lugar, se debe lograr que los balances de las instituciones financieras contengan todas las operaciones, cosa que no sucedía antes de la crisis y tampoco sucede ahora en Estados Unidos y muchos otros países.

Rosales añade que se debe mejorar la transparencia con que operan las agencias financieras, consolidar los activos riesgosos y mantener una adecuada supervisión financiera.

El economista destaca que si se concreta una buena reforma a la regulación financiera, se minimizará no solo el riesgo de una crisis en el sector, sino también las repercusiones de la misma en el resto de la economía. http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6374&idArt=4233742

Pin It on Pinterest

Share This