En tiempo récord, los chinos se han convertido en los segundos consumidores mundiales de moda y lujo, ávidos de productos de marca, por lo que los diseñadores locales se ven obligados a ponerse a la altura de sus nuevas exigencias.
El país que compra el 27.5% de los bienes de lujo mundiales, justo por detrás de Japón, debería convertirse en el principal consumidor del sector dentro de cinco años, según la Academia de las Ciencias Sociales de China.

Pero en materia de lujo, reina aún el occidente, y China está decidida a recuperar su retraso; en particular, en materia de joyas.

De momento, «las joyas chinas siguen siendo, principalmente, las de fantasía», y son vendidas por todo el planeta, afirma Zhang Fuwu, responsable del Instituto de Joyas y Accesorios de Shanghái, uno de los cinco agrupados en el seno del joven Instituto de Artes Visuales de esa ciudad, abierto en 2005, y que cuenta como socia a la prestigiosa Universidad de Fudan.

«Desde hace 30 años ha habido grandes cambios; las demandas en materia de cultura y belleza han evolucionado mucho (…), pero todavía tenemos que progresar», subraya.

El año pasado, China no solo era el segundo mercado del diamante «”en 2006 era cuarto»”, sino también el segundo consumidor de oro del planeta, según el Consejo Mundial del Oro.

En 2009, las importaciones de diamante pulido en China alcanzaron los US$699 millones, según cifras chinas. En el taller del Instituto, los estudiantes trabajan con cuero y hueso de yak, a la espera del día en el que lo hagan con materiales más nobles y la creatividad de la joyería china goce de reconocimiento.

«El consumidor quiere productos occidentales. Un día se reencontrará con las cosas bonitas de su cultura, pero hoy, para los jóvenes, lo que es bueno viene de Occidente, Japón o Corea del Sur», explica Zhang.

Por otra parte, «los chinos consideran la compra de un diamante más como una inversión que como un acto emocional, romántico, y cada vez quieren saber con más precisión lo que compran, lo cual obliga a los joyeros a ser más competentes. Están a menudo dispuestos a gastar un poco más por el valor añadido de un certificado extranjero», cuenta Mark Brauner, presidente en Hong Kong del Instituto Internacional de Gemología.

«China es el futuro. Nuestros clientes están en plena expansión aquí. Se ve claramente que el sector del lujo se ha beneficiado del plan de reanudación de la economía», enfatiza Brauner.
http://www.prensalibre.com/economia/China-explota-moda-lujo-productos_0_282571745.html

Pin It on Pinterest

Share This