La Corporación Financiera Internacional (IFC), institución del Grupo del Banco Mundial para el sector privado, otorgará hasta US$30 millones a FEDECRÉDITO en un financiamiento innovador, respaldado por remesas recibidas de salvadoreños que trabajan en el exterior.

Esta es la primera operación financiera en el mundo, respaldada por remesas realizada por una entidad financiera enfocada en clientes de bajos recursos y microempresas. Se trata también del primer financiamiento de IFC con una cooperativa financiera en América Latina.

FEDECREDITO es una sociedad cooperativa conformada por 48 Cajas de Crédito y 7 Bancos de los Trabajadores en El Salvador, que movilizan depósitos de ahorro de más de 600 mil socios propietarios de bajos ingresos, que representan cerca de un cuarto de la fuerza laboral del país. Además de obtener financiamiento para las Cajas de Crédito y los Bancos de los Trabajadores, FEDECRÉDITO gestiona un sistema de procesamiento y pago de remesas para sus miembros.

Con el financiamiento de IFC, FEDECRÉDITO ampliará su cartera de crédito hasta un 25% y expandirá el alcance de las Cajas de Crédito y los Bancos de los Trabajadores hacia áreas y clientes, que otros bancos no cubren adecuadamente. Además, podrá usar la plataforma de financiamiento, respaldada por remesas que procesa, para obtener en un futuro financiamiento adicional con precios y plazos atractivos de otros inversionistas. Esto permitirá maximizar el impacto en el desarrollo del país de los flujos considerables de remesas del exterior.

«Con aproximadamente 2,5 millones de salvadoreños trabajando en los Estados Unidos, las remesas constituyen un importante aporte a la economía de El Salvador y pueden formar una base para que los intermediarios financieros como FEDECRÉDITO tengan más y mejor acceso al financiamiento internacional», declaró Macario Armando Rosales, presidente de FEDECRÉDITO.

«Con el apoyo de IFC, FEDECRÉDITO ha establecido una plataforma para aprovechar este recurso y expandir su capacidad de ampliar acceso al crédito en El Salvador». «Nuestra alianza con FEDECRÉDITO representa el primer financiamiento que IFC acuerda en América Latina con un intermediario financiero cooperativo», comentó Giri Jadeja, Gerente de Mercados Financieros para América Latina y el Caribe de IFC. «La capacidad de FEDECRÉDITO para movilizar recursos financieros de una manera sostenible (que esta plataforma de financiamiento respaldada por remesas, representa) contribuirá a la más amplia provisión de crédito a familias de bajos ingresos y microempresas en El Salvador.
Dado su efecto en términos de desarrollo del país, esperamos poder replicar esta estructura de financiamiento respaldado por remesas en otros países».

La estrategia de IFC en El Salvador integra productos de inversión y servicios de asesoría. Se centra en fortalecer el acceso al financiamiento para sectores desatendidos de la población, apoyar a empresas locales con planes de expansión, desarrollar las asociaciones entre el sector público y el privado en proyectos de infraestructura claves, y promover el desarrollo de la energía renovable.www.revistasumma.com

Pin It on Pinterest

Share This