La deuda para el pago de pensiones del sistema público ha crecido US$22,73 millones más durante 2009 en comparación con la cifra del mismo periodo del año pasado, lo que equivale a un aumento del 5,41%, según datos de la Gerencia de Control de Inversiones de la Superintendencia de Pensiones, publica El Diario de Hoy.

La deuda subió de US$420,42 millones en 2008 a US$443,15 millones este año, producto de que más personas en edad de jubilarse completaron sus trámites para pensionarse a partir de 2009, según explican representantes del sector.

Las dos últimas emisiones de deuda de este año fueron colocadas por el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) entre las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) el 12 y el 20 de octubre, por US$99,9 millones, para la serie \»A\», y por US$24,51 millones, para la serie \»B\».

Dichos recursos servirán para cubrir ambas necesidades previsionales en que incurra el Estado durante octubre, noviembre y diciembre del presente año.

Los fondos captados mediante certificados de inversión previsional (CIP) serie \»A\» se usan para el pago de pensiones de los jubilados y los de la serie \»B\», para pagar los certificados de traspaso de las personas que optaron por el sistema privado y que tramitan su jubilación.

Anteriormente, en julio de este año, se habían colocado US$107,73 millones; en abril, US$106,87 millones y en enero, US$104,19 millones, confirmó la gerente de Control de Inversiones de la Superintendencia de Pensiones, Dinora Marisol Rodríguez.

Con la emisión de los CIP de este año, que también fueron adquiridos por los fondos de pensiones, el saldo de la deuda previsional del Gobierno se sitúa en US$2.245,49 millones.

Ese remanente deberá ser amortizado anualmente por el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP) en un plazo de 25 años, según lo establece la ley. A la fecha se han pagado US$46,2 millones de capital.

La venta de los certificados de inversión previsional ha provocado que el Estado haya pagado también intereses por US$194,29 millones, que han sido distribuidos equitativamente en todas las cuentas individuales de los afiliados al Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP).

Sobre los intereses, el Artículo 12 de la ley de creación del FOP establece una tasa equivalente a la tasa Libor de 180 días reportada al cierre de la semana anterior a la fecha de emisión y colocación de los títulos valores, mas una sobretasa de 0,75%.

La Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP) establece también, en su artículo 223-A, que las AFP están obligadas a comprar los CIP que correspondan al programa anual de emisiones del FOP, pero aclara que el saldo total adquirido por las administradores de fondos de pensiones no debe exceder el 30% del activo de los fondos de pensiones que administran.

Según el director de Inversiones de la AFP Crecer, Carlo Escalante, si la adquisición de esos títulos valores es obligatoria, el Estado responde por esa obligación, por lo tanto, si hay más o menos presión sobre los fondos de pensiones, no es significativo porque \»el tema es que al ser una inversión obligatoria el Estado toma la responsabilidad de esa deuda, como lo hace con cualquier deuda más que tenga de títulos valores\», asegura Escalante.

\»Nosotros lo vemos así, o sea tiene garantía del Estado y, por tanto es una inversión como cualquier inversión que tenga garantía del Estado\», replica.http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6374&idArt=4226931

Pin It on Pinterest

Share This