El liderazgo transformacional le permite a la empresa adaptarse, anticiparse y evolucionar de forma más rápida a los cambios diarios que sufren los contextos económicos, políticos, sociales a nivel global  donde está inmersa, señala Sergio Meller, consultor disruptivo y experto en Transformación Organizacional.

Por Revista Summa

La pandemia por la Covid-19, así como la evolución acelerada del mercado y las diferentes industrias, provocó que las organizaciones tuvieran que cambiar para adaptarse a las nuevas condiciones. Dentro de esto, el rol que cumplen los líderes en las empresas tomó una mayor relevancia para impulsar esos cambios que las empresas requieren a lo interno.

Precisamente, este tipo de liderazgo se conoce como “Liderazgo Transformacional”, y que una organización logre desarrollarlo entre sus colaboradores toma gran relevancia, más en un momento como el actual.

Para Sergio Meller, consultor disruptivo y director de Meller Transformación Organizacional, el liderazgo transformacional le permite a la empresa adaptarse, anticiparse y evolucionar de forma más rápida a los cambios diarios que sufren los contextos económicos, políticos, sociales a nivel global  donde está inmersa. De allí la importancia que las empresas cuenten con líderes transformadores.

Sin embargo, ¿cómo pueden desarrollarse? Para ello, dijo Meller, las organizaciones deben generar primero las condiciones y espacios que permitan detectar y desarrollar las capacidades de las personas para crear, innovar, construir y transformar.

“Las organizaciones deben optar por generar entornos y ecosistemas para que sus colaboradores se animen a probar cosas nuevas. A explorar. A innovar. En la medida de que estas cosas ocurran, empezaremos a ver como las colaboradores inician a desarrollar su lado transformador”, comentó Meller.

¿Cómo lograr esto? El director de Meller Transformación Organizacional comentó que se pueden seguir, en primera instancia, tres acciones.

  1. Muchas organizaciones rotan internamente al 20% de su personal por año. Esto de tal forma que a lo largo de 5 años ninguna persona está ejerciendo el mismo rol que realizaba con anterioridad. Cambiar de rol implica enfrentarnos a lo desconocido, a procesos de aprendizaje, de adaptación, a otros jefes, funciones, nuevos conocimientos. Esto mantiene continuamente a los colaboradores en modo aprendizaje.
  2. La organización debe dotar a los colaboradores con capacidades, habilidades, y recursos, que les permitan anticiparse, liderar y sentirse cómodos con los procesos de transformación dentro de las organizaciones.
  3. Cuestionar, revisar y evolucionar los modos tradicionales de gestión dentro de la organización. Por ejemplo, el presupuesto, el cual en la actualidad para muchas empresas inicia a perder sentido porque es muy difícil tener claro qué es lo que se vendrá durante el próximo año. Otro caso son los procesos de evaluación de desempeño, que tradicionalmente se hacen una vez al año y para los cuales hoy día hay nuevas metodologías que permiten generar un feedback y retroalimentación permanente entre los colaboradores y líderes. Además, está la forma en que se planifican y se ejecutan proyectos. Anteriormente se dedicaba 1 año solamente a planificar la implementación de un sistema corporativo. Hoy las técnicas y metodologías de trabajo ágiles permiten “ir haciendo camino al andar”; es decir ejecutar e ir cambiando y evolucionando durante el proceso para generar un mayor impacto en la organización.

Cambio a nivel interno

El experto comentó que para ser un líder transformacional en una organización, no necesariamente se debe tener un alto cargo. Sino que cualquier colaborador puede ir desarrollando este tipo de liderazgo a futuro con apoyo de la empresa. Para esto es que la organización debe generar espacios que impulsen a los trabajadores.

Una vez que la organización desarrolla estos espacios, el liderazgo transformador debe ocurrir al interior de cada líder, afirmó Meller. Esto significa que el colaborador debe buscar modificar sus modelos mentales, creencias y supuestos con los que observa y gestiona su mundo cotidiano.

“Definitivamente, no hay transformación organizacional si no hay transformación individual. Lo que sucede es que muchos líderes consideran que lo que hay que transformar está a su alrededor; es decir, la organización, tecnología o los mercados. Pero se autoexcluyen del campo de acción. Un líder transformador requiere primero la capacidad de auto observación y el coraje de revisar, replantear, y construir nuevas formas de pensamiento sobre las cuales plantear y desarrollar la acción para transformar, innovar y emprender”, comentó Meller.

Agregó que hoy los líderes requieren de un conjunto de capacidades vinculadas al desarrollo de su inteligencia emocional. Además de la empatía, capacidad de influir, inspirar, movilizar e integrar puntos de vistas diferentes. Así como de trabajar de una forma horizontal, lo que implica salir de una zona de confort y de control conferida por la autoridad del cargo.

Es en este punto, dijo el experto, para que la transformación en la organización se dé, es necesario además generar la masa crítica mediante micro transformaciones en sus colaboradores. Esto, ya que solo así se podrá generar un efecto de ebullición para lograr los cambios que se desean mediante la participación actividad de todo el personal.


Adicionalmente, otro elemento a tomar en cuenta, es que un líder transformador no puede quedarse apegado al pasado, aún si  este fue exitoso. Esto porque lo que fue exitoso en un contexto determinado, deja de serlo cuando cambian las condiciones del entorno que se tenían. Es aquí donde la capacidad de desapegarse y poder abrazar nuevas ideas, nuevas tecnologías, y de poder hacer que las personas tengan un lugar protagónico son parte esencial de un líder transformador.

Además, el líder transformador también debe de tener características desarrolladoras y emprendedoras. Esto significa que puedan impulsar el crecimiento y desarrollo de las capacidades de las personas que lo rodean, de forma tal que sean sus colaboradores quienes brillen mediante la obtención de resultados.

“Liderar una transformación no se puede llevar a cabo mediante recetas. El liderazgo transformacional es un arte que se puede y se debe desarrollar dentro de la organización apoyado en herramientas y metodologías. Pero que requiere además de mucha sensibilidad, mucha escucha, y mucha capacidad de maniobra para trabajar con los nuevos líderes, así como con los obstáculos y oportunidades que se van presentando en el camino de la empresa”, concluyó el director de Meller Transformación Organizacional.

Pin It on Pinterest

Share This