El Ándice Global de Competitividad 2009-2010 de Centroamérica, elaborado por el Foro Económico Mundial, reconoce la estabilidad macroeconómica de la región, pero alerta sobre crimen y robo, financiamiento y estabilidad política.

En un hotel de San Salvador, el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS), parte de INCAE Business School, en asociación con la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) informaron de los principales hallazgos en el Ándice de Competitividad 2009-2010 para El Salvador.

Lawrence Pratt, director de CLACDS, destacó en su presentación que los factores más problemáticos para hacer negocios, según el sector privado y la ciudadanía salvadoreña, son: el crimen y robo, acceso y financiamiento, inestabilidad de las políticas e ineficiencia burocrática.

Algunos de estos factores se repiten en países como Guatemala y Honduras, donde también el sector privado y la ciudadanía destacaron que el crimen y el robo, acceso a financiamiento y burocracia son los factores que más afectan a la hora de hacer negocios.

Por el lado de Nicaragua, el factor que más afecta es la corrupción y la inestabilidad política. Para Costa Rica, los factores que más perjudican a la hora de hacer negocios son la ineficiente burocracia gubernamental, inadecuada infraestructura y acceso a financiamiento.

Pratt señaló que existe una coincidencia importante para los países de América Latina en retos de desarrollo sostenible, que no necesariamente están incluidos en el Ándice de Competitividad: energía, agua y porcentaje de participantes en la sociedad que no se han beneficiado del crecimiento económico.

El economista recordó que El Salvador tenía una PIB per cápita más alto que Singapur en 1967. \»Hoy esta abajo de latinoamerica, y bastante abajo del mundo. Esta diferencia se explica mucho en los factores de competitividad\», señaló Pratt.
En Centroamérica, El Salvador ocupa el tercer lugar en competitividad en el puesto 77, de 133 economías Primero se ubica Costa Rica en el puesto 55 del mundo, Panamá es el segundo en el 59, Guatemala en el 80, Honduras en el 89, y Nicaragua en el 115.
En cuanto a calidad de vida, Pratt criticó que El Salvador, siendo un país pequeño y sin mucha diversidad cultural, sufra una amplia brecha social. Agregó que el 38,6% es la diferencia de ingreso entre el 10% más pobre y el 10% más rico. La brecha preocupa porque se podrían repetir condiciones que fueron previas a la guerra civil.
En cuanto a educación, el gasto hacia este rubro como porcentaje del PIB todavía es mínimo. \»Costa Rica tiene en su constitucion que 6% del PIB debe ir a educación\», señaló el economista de CLACDS. Indicó que el porcetaje con respecto al PIB de Panamá es de 4.5% y que en países ricos como Noruega y Suecia hay una inversión arriba del 6% con respecto al PIB. Sin embargo, en El Salvador el porcentaje con respecto al PIB es de 2.8%. \»Con eso, no se espera que esta situación se mejore mucho durante la próxima generacion de niños\», alertó.
Los costos del crimen y violencia también son un factor que resalta en el Ándice de Competitividad y representan en pérdidas de salud y gasto en seguridad privada. \»Sí, la economía fue creciendo, pero creció para pagar costos de crimen y violencia\», criticó Pratt.

www.summanews.com

Pin It on Pinterest

Share This