Crece la oposición local e internacional en contra de las invasiones y expropiaciones de tierras en Honduras. La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) manifestó a través de un comunicado que advierte una profunda preocupación por los últimos acontecimientos en contra de tierras productivas en el agro nacional.

El documento fue redactado en el marco de una reunión efectuada en Miami y durante su segunda reunión ordinaria, en donde se abordó la situación económico-política que afronta la región, sobre todo en momentos donde la baja inversión, la inseguridad, la fragilidad institucional y las arbitrariedades gubernamentales impactan de manera negativa en el desarrollo de Centroamérica.

En el caso de Honduras, dice el texto, no podemos menos que advertir la enorme preocupación que nos causan las invasiones y expropiaciones de tierras productivas y los atentados contra el estado de derecho en el caso de El Salvador, porque en ambos casos establecen precedentes nefastos para la buena marcha de nuestras democracias.

La región, continúa el documento, cuenta con una posición geográfica privilegiada y una plataforma comercial con una serie de acuerdos de libre comercio, situación que no está siendo ampliamente aprovechada por nuestros países debido a una combinación de gobiernos personalistas y neopopulistas y a la ausencia de planes nacionales a largo plazo.

Más adelante, dice, la resistencia de nuestros gobiernos a liderar esfuerzos de diálogo que aglutinen a las fuerzas vivas de cada uno de nuestros países y, en algunos casos, la abierta confrontación con los sectores privados organizados, verdaderos motores de nuestras economías, constituyen reales amenazas al desarrollo integral de nuestras sociedades.

“La Fecamco exige de los gobiernos hacer un buen uso de nuestro potencial y trabajar con objetivos claros regionales en materia de inversión”, dice el documento que a su vez recomienda cuatro puntos.

El número uno, pide contar con políticas fiscales que promuevan la ampliación de la base tributaria, la transparencia en el manejo de los fondos públicos y la eficiencia en el gasto.

El número dos demanda concretar la tan ansiada unión aduanera, para lo cual es necesario que los gobiernos asuman el compromiso político que ello implica.

Mediante el punto número tres exigen a los gobiernos de la región trabajar de manera efectiva en el combate de la inseguridad y el narcotráfico, promoviendo la coordinación de estas naciones. Además piden en el punto cuatro, mejorar la educación básica, media, técnica y superior de nuestros pueblos.

La ley

El director del Instituto Nacional Agrario (INA), César Ham, expresó que se les informó a los ejecutivos de los ingenios en una reunión sostenida en San Pedro Sula que es innegociable la aplicación de la Ley de Reforma Agraria en el tema de los sobretechos en el valle de Sula.

El funcionario dijo que las resoluciones de expropiación de tierras en contra de la Azucarera del Norte (Azunosa) y de la Compañía Hondureña Azucarera (Cahsa) están sustentadas en la ley.

El designado presidencial Samuel Reyes expresó que es inexistente la intención del gobierno de lesionar la industria azucarera mediante un proceso de expropiaciones. “Existe una ley mediante la cual se establecen los mecanismos para proteger la propiedad privada que está en concordancia con la legislación vigente”, indicó.

Se habló, en el marco de la reunión, que el capital extranjero tiene acciones en Azunosa y por tanto la solución de este conflicto deberá estar basada en la ley porque en el ámbito internacional se tendría sanciones si no se efectúa de esta manera. Ademas, estas tierras quedarían expuestas a las invasiones de grupos campesinos si no se legalizaran de acuerdo a la normativa vigente.

“El director del INA les manifestó que en el caso de Azunosa, ellos, decidieron continuar con el proceso judicial”, indicó el designado presidencial.

Al final de la reunión se decidió continuar con el proceso de diálogo entre las partes, porque la ley establece opciones para resolver estos problemas.

El INA emitió la resolución número 050-2012, mediante la cual notificó a la Azucarera del Norte (Azunosa) la expropiación de 3,644.40 hectáreas, equivalentes 5,227.02 manzanas de tierra. Azunosa es propietaria de 4,264.83 hectáreas, equivalentes a 6,116.86 manzanas de tierra conformadas por 18 lotes de tierra ubicados en la zona baja del valle de Sula. El INA pretende expropiar el 94% de la tierra en poder de este ingenio azucarero.

El expediente de Azunosa fue elevado la semana anterior por el INA ante el Consejo Nacional Agrario y el de Cahsa se remitirá pronto.http://www.elheraldo.hn/Secciones-Principales/Economia/Fecamco-Expropiaciones-atentan-contra-la-democracia-hondurena

Pin It on Pinterest

Share This