El estancamiento que reflejan las negociaciones entre Centroamérica y la Unión Europea (UE) no solo se debe a los conflictos políticos de Honduras, sino a que aún hay áreas sensibles pendientes de negociar, afirmaron empresarios a La Prensa Libre, de Costa Rica.

El presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria de Costa Rica, Álvaro Sáenz, afirmó que su país «no puede permitir que una vez que se retomen las discusiones, por cerrar rápido, se firme cualquier Acuerdo de Asociación, al contrario, hay que ponerle mucha atención a cinco áreas sensibles todavía abiertas: normas de origen, paquete de impuesto final, tratamiento región-región, medidas sanitarias y fitosanitaras e indicaciones geográficas».

Sáenz destacó que Costa Rica representa un 65% del total de la exportación agrícola de la región, por lo que el mercado europeo se hace más que interesante. «No conocemos cuál es la oferta final, los negociadores nos han informado por encima y esto no significa que los negociadores no nos hayan querido decir, sino que el resto de Centroamérica está paralizado y creemos que es bueno que las negociaciones sigan, pero el dilema está en que las decisiones de Honduras deben ser respetadas», destacó.

El Gobierno de Costa Rica ha tratado de solicitar a la Comisión Europea seguir negociando sin Honduras y hacer un cambio de mandato, sin embargo, la contraparte no ha aceptado la petición y esto hace difícil que las discusiones puedan concluir en este año, tomando en cuenta que no se sabe si la comunidad internacional va a reconocer las elecciones presidenciales en este país centroamericano, dijo La Prensa Libre.

El presidente de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria, Tomás Pozuelo, afirma que ellos mantienen firme su oposición ante el establecimiento de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea que repita las inconsistencias que se han presentado en los tratados anteriores, debido a que desde el pasado se ha venido perjudicando a la Industria Alimentaria con políticas mal planificadas.

«Los industriales de alimentos tenemos una gran preocupación por el resultado final, ya que se podrían sacrificar algunos sectores por buscar mejores condiciones de acceso hacia el mercado europeo», destacó.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, Mónica Araya, comentó que las negociaciones deben continuar y que si no se puede por el momento, tanto la Unión Europea como Centroamérica deben aprovechar el tiempo para avanzar a lo interno en el análisis de la propuesta del «paquete de cierre», que incluye, entre otros puntos, productos con alto potencial exportador: banano, azúcar, carne y productos con alto contenido de azúcar.

«También, esperamos que las autoridades centroamericanas no mezclen los asuntos políticos con los temas comerciales y que se mantenga el flujo de bienes y servicios entre la región para evitar pérdidas millonarias a las empresas del sector.

«Cada uno de los actores, tanto del sector público como privado centroamericano, debe actuar con sensatez y la suficiente racionalidad para determinar el impacto que esta medida generará en nuestras economías, que ya están lo suficientemente afectadas por la crisis internacional, por lo cual instamos a aquellos países que mantienen el bloqueo a Honduras a valorar el costo de esta medida para su sector empresarial», destacó.http://www2.prensalibre.cr/pl/la-economia/12317-camaras-aducen-que-no-solo-el-conflicto-hondureno-frena-acuerdo-con-ue.html

Pin It on Pinterest

Share This