El Gobierno panameño espera recaudar entre US$15 millones y US$17 millones adicionales de los que hoy recibe por el movimiento de contenedores en los puertos, informó La Prensa.

El contrato original de concesión firmado entre los operadores portuarios y el Estado establecía un cobro de US$6 por movimiento, es decir, US$12 por subir y bajar un contenedor. Sin embargo, el gobierno anterior negoció el pago de US$9 por los dos movimientos, dejando una tarifa única de US$9, reportó La Prensa.

Los ingresos por esta tarifa son destinados para el mantenimiento de los puertos.

Según La Prensa, aunque el Gobierno pretendía dejar esto establecido en el proyecto de ley de equiparación, acordó con las empresas establecer las nuevas tarifas mediante adendas.

Para Carlos Ernesto De La Lastra, ex secretario de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), es razonable la medida adoptada. Justificó el cobro aduciendo que la AMP tiene que darle mantenimiento a más de 100 instalaciones portuarias.

El viceministro de Finanzas, Dulcidio de la Guardia, explicó que esta cantidad es casi el doble de lo que recibe actualmente el Estado.

El proyecto contempla la creación de una comisión en el Ministerio de Trabajo que revisará la Ley 34 de 1979 que reglamenta el trabajo portuario en las terminales de Balboa y Cristóbal. Así mismo, la AMP considerará tarifas por movimiento, por manejo de carga a granel y por servicios. www.prensa.com

Pin It on Pinterest

Share This