El «III Informe sobre Mercado laboral en Centroamérica y República Dominicana» refleja que el 61,9% de la fuerza laboral en la región son hombres y el 38,1% mujeres, donde existen unos 20 millones de trabajadores, dijo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un comunicado.

El estudio revela que hay un aumento del nivel de participación de las mujeres conforme se incrementa su nivel educativo. En promedio, la tasa de participación de las mujeres sin educación es de 34,6%, mientras que para las mujeres con educación superior es de 69,4%.

En el caso de los hombres, este incremento corresponde solo 4%, lo que refuerza la hipótesis respecto a los requisitos para aumentar la participación de las mujeres: el de la educación y la posibilidad de descargarse de trabajo doméstico.

Virgilio Levaggi, Director de la Oficina Subregional de la OIT, destacó que las brechas de género afectan al mercado de trabajo y que puede contribuir al diseño de políticas que atiendan las necesidades diferenciadas de hombres y mujeres.

El informe incluye datos de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana, que en conjunto suman 49 millones de habitantes, de los cuales 35 millones se encuentran en edad de trabajar.

Las diferencias entre hombres y mujeres se enmarcan en un contexto en el que el nivel educativo de la Subregión es muy bajo, cerca del 38,4% de la población ocupada no terminó la primaria y el 73% tiene educación media incompleta. En El Salvador, dos de cada tres personas se encuentran en esta condición.

El escaso nivel de educación explica porqué muchas personas sufren desempleo y subempleo. Esto último no sería un problema si estas personas, principalmente jóvenes, se incorporaran de nuevo al sistema educativo para mejorar su empleabilidad; no obstante, esto no ocurre en la mayoría de los casos, según el comunicado de la OIT. http://web.oit.or.cr/index.php?option=com_content&task=view&id=492&Itemid=1

Pin It on Pinterest

Share This