¡Soy el empleado favorito del jefe!

10 abril, 2019
in Category: Gerencia
0 0

¡Soy el empleado favorito del jefe!

¡Soy el empleado favorito del jefe!

Los preferidos son los que llegan lejos, tienen las promociones, destacan y obtienen aumentos salariales, pero lo son por una razón. si usted no está en la lista de los privilegiados no se angustie y aprenda a manejar el escenario.

POR Daniel Rosales @pintorconluz

En las compañías existen diferentes tipos de empleados y siempre hay uno que no puede faltar, el preferido. Ese que recibe los comentarios positivos, se capacita más que otros, le asignan los viajes de negocios y, frecuentemente, recibe halagos por hacer bien su trabajo.

Si se siente familiarizado con esta situación y le genera molestia, respire y cuente hasta diez. Este contexto no es nuevo ya que también sucede entre amigos y la familia.

De acuerdo con Josep María Galí, vicedecano de EAE Business School y experto en management y sostenibilidad, en el acontecer diario las afinidades se tienen con muchas personas, pero en una organización pueden llevar a transacciones inadecuadas. Tal es el caso de los favoritismos, que se basan en algo que en la vida no funciona: la comparación de personas.

“En las empresa podemos tener distinción de cuáles empleados son más valiosos, siempre que se base en criterios totalmente objetivos. Es decir, un buen muy desempeño hará que un colaborador sea más valorado y eso es bueno, pero cuando hablamos de favoritismo nos enfrentamos a criterios subjetivos y será muy fácil que abramos espacio a la parcialidad e inequidad. Eso es contraproducente”, afirma Rosemarie Espinoza del departamento de Gerencia de Recursos Humanos de EY Guatemala, El Salvador y Honduras.

¿Cómo valorar la situación?

Es probable que si no es el empleado preferido del jefe se sienta molesto ante los privilegios que reciben otros y si es el favorito, tal vez no le encante a sus compañeros, aunque lo merezca por ser mucho mejor.

“Una oficina no es una familia, ni se puede comparar con una casa donde los papás tienen que disimular si tienen un hijo favorito. Tampoco es una democracia y los empleados tienen que demostrar su capacidad”, comenta Sol Echeverría, profesora del programa de Business Essentials de LEAD University. Tachar a la persona que figura como “el sapo” de la oficina es otro error. “Si yo soy el favorito de mi jefe porque le resuelvo todos los problemas, tengo mejor desempeño, siempre doy la milla extra o soy la mejor persona y a los demás no les gusta, no puedo bajar mi desempeño para lograr estar a la altura del resto” explica la académica.

¿Es bueno o malo ser el empleado favorito?

Algunos pensarán que ser el favorito trae miles de ventajas y beneficios y no están en lo incorrecto si ocurre por mérito. No obstante, cuando median razones inadecuadas, como acoso, situaciones desleales o falta de ética profesional, la situación se convierte en un grave problema y la gerencia tiene la obligación de erradicar dichas prácticas.

La especialista de EY manifiesta que una competitividad bien manejada y objetiva puede ayudar a que otros colaboradores busquen subir su nivel. Por el contrario, si perciben injusticia se desmotivan.

Según dice, la organización debe demostrar que valora a todos los colaboradores con equidad y eso no significa que todos sean iguales, sino que se mide a cada uno bajo parámetros preestablecidos, en función del valor que aporta, su desempeño y contribución a la cultura de la organización, junto con su habilidad para el trabajo en equipo y su liderazgo.

Al final, algo trascendental es que todos los colaboradores logren sentirse apreciados y motivados con su trabajo.

¿Cómo lidiar con el favoritismo en la oficina?

  • Recuerde que dependerá de por qué razón es el favorito. Si es favorito porque es el que hace mejor las cosas, lo que uno debe hacer es ver cómo hace para mejorar su desempeño y lograr colocarse de la misma manera.
  • Uno siempre puede hacer mejor el trabajo para tratar de visibilizarse más, y dar mejores resultados.
  • Si no es de los no favoritos, intente mantener una relación de adulto con su superior.
  • Razone, dese cuenta que si no interactúa ni se acerca a los demás no habrá ocasiones que pueda sobresalir con su actitud como empleado.

Claves para asegurar que no exista favoritismo en las empresas:

1 La organización debe asegurar que existe objetividad en los criterios de medición de desempeño y dejarlos claros.

2 Debe tener sistemas de rendición de cuentas claras y equidad de condiciones.

3 Considere el impacto psicológico y emocional que tiene sobre el colaborador al utilizar el término “favorito” desde una perspectiva subjetiva.

4 Los líderes deben analizar bien si la organización y los colaboradores están compartiendo la misma visión y enfocar esfuerzos hacia la medición de resultados y el reconocimiento por méritos.

5 La compañía debe promover valores, como el bienestar de la gente y la justicia.

6 Reconozca al colaborador como una persona y háblele como tal, no como un recurso humano; intente comprenderlo y darle mayor valor a todos los empleados.

7 Recuerde que el sentido de justicia y equidad es muy importante para las organizaciones.

8 Desde el punto de vista organizacional el sentido de justicia y equidad es muy importante para las organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos