Sector palmero de Guatemala firma acuerdo para promover sostenibilidad en operaciones

28 agosto, 2018
in Category: Buenas Prácticas
0 0

Sector palmero de Guatemala firma acuerdo para promover sostenibilidad en operaciones

Sector palmero de Guatemala firma acuerdo para promover sostenibilidad en operaciones

La Gremial de Palmicultores de Guatemala presentó también el primer estudio de Estimación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero en la producción de aceite de palma en Guatemala.

Por Revista Summa

La Gremial de Palmicultores de Guatemala, GREPALMA, y sus socios, presentaron la Política Ambiental y de Cambio Climático.

Durante el evento se realizó la firma oficial de la declaración por parte la Junta Directiva y socios de GREPALMA y como testigo de honor la representante de Cámara del Agro.

La elaboración de la política se realizó en el marco del convenio de cooperación firmado con el proyecto Desarrollo con Bajas Emisiones de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Cámara del Agro (CAMAGRO), con el objetivo que a través de sus socios se implementen acciones y propuestas estratégicas para el logro de un desarrollo integral y bajo en emisiones de gases de efecto invernadero del sector, al mismo tiempo que se promueva la competitividad y el desarrollo sostenible.

El objetivo de la Política es contar con lineamientos estratégicos; principios, ejes y líneas de acción para la mejora de la gestión ambiental del sector palmicultor en Guatemala. De esta manera, se busca fortalecer las acciones que impulsa GREPALMA para minimizar los impactos sobre los recursos: agua, suelo, aire y la diversidad biológica; así como, para la mitigación y adaptación del cambio climático.

Los aspectos ambientales significativos de la política han sido abordados en ocho ejes estratégicos, con sus respectivas líneas de acción: Eje 1: Manejo del agua en las plantaciones y plantas de beneficio, Eje 2: Acciones para la mitigación y la adaptación al cambio climático, Eje 3: Manejo de residuos sólidos orgánicos e inorgánicos, Eje 4: Manejo y conservación del suelo, Eje 5: Conservación y restauración de la diversidad biológica, Eje 6: Relacionamiento social, Eje 7: Sistematización y divulgación de la información sobre el ambiente y el cambio climático, y Eje 8: Desarrollo de capacidades.

Uno de los principales enfoques de GREPALMA es la mejora continua de las prácticas sociales y ambientales de la palmicultura guatemalteca, con el objetivo de ser una industria sostenible y referente en la región. “Esta Política es una muestra del compromiso que el gremio tiene a favor de la sostenibilidad del sector de aceite de palma en el país.

Los productores de palma asociados a GREPALMA y las empresas que poseen plantas de beneficio, realizan acciones importantes de manejo ambiental y que contribuyen a mitigar y adaptarnos al cambio climático, al cual Guatemala es muy vulnerable por su posición geográfica”, explicó Susana Siekavizza, Directora Ejecutiva de GREPALMA.

Por otra parte, se presentó por primera vez un estudio que muestra la estimación de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la producción de aceite de palma en Guatemala. Dicho estudio fue posible gracias al apoyo técnico del Proyecto de USAID Desarrollo con Bajas Emisiones.

La huella de carbono estimada para la producción de aceite de palma en Guatemala es de 0.147 toneladas de CO2 equivalente por tonelada de aceite crudo de palma (tCO2e/tACP) compuesto por 0.133 tCO2e/tACP en la fase agrícola y 0.014 tCO2e/tACP para la fase industrial. Las emisiones de la producción de aceite en Guatemala representan el 0.41% de las emisiones nacionales totales, siendo ésta más baja en comparación a otros países productores de aceite de palma.

Los datos del análisis presentado fueron recabados entre mayo y agosto de 2017, enfocándose en las actividades y productos de la cosecha 2016 con información de 19 empresas asociadas, siendo 13 de los participantes únicamente de la fase agrícola y 6 de proceso integrado de plantación hasta beneficiado. Se tomó en cuenta el uso de combustibles fósiles, uso y generación de electricidad, aplicación de fertilizantes y otras fuentes de emisión menores.

Cabe destacar que el 21% de las empresas reportaron la generación de energía a partir de biogás, residuos agroindustriales, biomasa o paneles solares. Esta práctica representa una baja de emisiones por consumo de energía eléctrica o su generación a través de combustibles fósiles.

Con la implementación de la Política de Cambio Climático y el estudio de la Estimación de GEI se busca que los socios de GREPALMA sean líderes en manejo ambiental y en la mitigación y adaptación al cambio climático, convirtiéndose en referentes para la agroindustria en Latinoamérica. Además, estas herramientas permitirán visibilizar las acciones y avances del sector y también estandarizar las metas.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos