Lo que debe hacer y no en una entrevista de trabajo

23 febrero, 2018
in Category: Gerencia
0 0

Lo que debe hacer y no en una entrevista de trabajo

Lo que debe hacer y no en una entrevista de trabajo

Un buen apretón de manos, una pequeña charla y preparar algunas preguntas al entrevistador, son detalles que te ayudarán a pasar al siguiente nivel, ¡no los olvides!

Por Expansión

Cinco minutos. Ese es el tiempo que los candidatos tienen para dar una buena primera impresión durante una entrevista.

Casi la mitad de los empleadores dijeron saber, dentro de los primeros cinco minutos de una entrevista, si un posible empleado es una buena opción para el puesto, según una nueva encuesta de CareerBuilder.

Eso deja muy poco margen para errores, y el reloj comienza a contar en el área de recepción.

“Evita estar en el teléfono y relaciónate con la recepcionista, si hay una”, recomendó Michael Erwin, asesor profesional senior de CareerBuilder.

“Es ese fuerte apretón de manos cuando te saludan, esa pequeña charla y plática al caminar a la sala de entrevistas y esas preguntas que estás preparado para hacer son lo que te ayudarán a pasar al siguiente nivel”.

Hacer tu investigación y practicar respuestas a preguntas estándar es crucial para acertar una entrevista. Antes de entrar asegúrate de conocer la historia, la misión, las ofertas actuales de productos o iniciativas de la empresa y los antecedentes del entrevistador.

Tómate el tiempo para ajustar tu discurso de ventas. “Cuéntame un poco sobre ti”, es lo más difícil de responder y es la pregunta número 1 que recibirás, dijo Erwin. “Responde rápido y no repitas lo que dice tu currículum”, agregó, “relaciona tu experiencia con la vacante y no dudes en esparcir algunos detalles personales, como el trabajo voluntario”.

NO HAGAS ESTO

No estar preparado adecuadamente para una entrevista abre la puerta a cometer todo tipo de errores.

“Demasiadas personas piensan que pueden entrar e improvisar”, dijo Erwin. “Desafortunadamente, esas son las personas que son recordadas por las razones equivocadas”.

Los empleadores encuestados informaron haber visto algunas conductas bastante desagradables: cantar en plena entrevista, pedir un trago o querer probar el café del entrevistador.

Si bien estos tropiezos son bastante extremos, existen problemas más comunes que pueden evitar que un candidato sea contratado.

Casi tres cuartas partes de los empleadores dicen que mentir hará que un solicitante sea descalificado.

Más de dos tercios de los empleadores dijeron que responder una llamada telefónica o un mensaje de texto en una entrevista destruirá las posibilidades de que un candidato sea contratado. “Apaga tu teléfono, a los empleadores no les gusta que los interrumpan”, dijo Erwin.

Alrededor de la mitad de los empleadores citaron malas palabras, vestirse de manera inapropiada, aparentar falta de responsabilidad y hablar negativamente sobre un empleador actual o anterior como motivos de no otorgar el empleo.

Ten en cuenta que el entrevistador no debe ser el único que haga preguntas. Hacer preguntas puntuales sobre la compañía demuestra que investigaste y muestras interés en el trabajo.

“Los empleadores te preguntarán sobre tus habilidades y por qué serías una buena opción, pero quedarán más impresionados con tus preguntas, estas te ayudarán a conectarte con un entrevistador y parecer un trabajador preparado y comprometido”, dijo Erwin.

Es lo que hace, también

No es solo lo que dice lo que puede perjudicar tus posibilidades de ser contratado, el lenguaje corporal también juega un papel.

Dos tercios de los empleadores dijeron que no hacer contacto visual es un error que puede reducir las posibilidades de que un candidato obtenga una oferta. Más del 30% dijo que no sonreír, jugar con algo sobre la mesa, inquietarse demasiado y una mala postura también son errores comunes.

Mantén tus manos bajo control: el 26% de los empleadores dijo que tocar demasiado la cara o el cabello puede ser un problema, mientras que un apretón de manos débil y demasiados movimientos con las manos también pueden ser problemáticos.

Si bien apelar a tu éxito profesional y la experiencia es crucial durante una entrevista, también es importante parecer agradable.

“Y si cometes un error la mejor opción es reconocerlo, arreglarlo y seguir adelante”, sugirió Erwin.

“Respira hondo, corrige lo que dijiste, si lo necesitas puedes pedir salir de la sala, recuperarte y volver. Si te preparaste, te sentirás mucho más cómodo”.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos