Jornada solidaria busca generar primer empleo y mejorar calidad de vida de costarricenses

13 noviembre, 2018
in Category: Buenas Prácticas
0 0

Jornada solidaria busca generar primer empleo y mejorar calidad de vida de costarricenses

Jornada solidaria busca generar primer empleo y mejorar calidad de vida de costarricenses

Quienes compren un Big Mac solo o en McCombo, estarán colaborando con la Fundación Infantil Ronald McDonald y el programa de empleabilidad de Aldeas Infantiles SOS.

Por Revista Summa

Este viernes 16 de noviembre, será el día en que Costa Rica se una al Gran Día, la jornada solidaria de recaudación mediante la cual, Arcos Dorados, franquicia que opera la marca McDonald’s en América Latina y el Caribe, donará todo lo recaudado con las ventas de su famoso Big Mac, a dos instituciones que buscan mejorar la calidad vida de familias y jóvenes en condición de vulnerabilidad: La Fundación Infantil Ronald McDonald y Aldeas Infantiles SOS.

Gracias a la colaboración de los costarricenses, en la jornada del 2017, permitió a McDonald’s ser uno de los principales benefactores para la Fundación Infantil Ronald McDonald, y que impactó a cerca de 500 familias para que tuvieran la oportunidad de hospedarse en la Casa Ronald McDonald, mientras sus hijos recibían tratamiento médico prolongado en el Hospital Nacional de Niños.

Por otra parte, más de 170 jóvenes participaron del Programa de Empleabilidad de Aldeas Infantiles SOS, que contempla una formación integral entre orientación psicosocial para el empleo, formación en habilidades socioeducativas, así como formación práctica y teórica. A la fecha, más de 20 jóvenes lograron su primera oportunidad de empleo, número que, sin duda, irá aumentando poco a poco.

Quienes se han beneficiado con el Gran Día, lo definen como la oportunidad de hacer realidad sus sueños, tal es el caso de Franklin Pastrán de 20 años, quien actualmente trabaja en una empresa de mercadeo y ha logrado sacar adelante a su familia mientras continúa con sus estudios.

“Yo sueño con ser productor de eventos especiales, por lo que la ayuda que me han brindado en el Programa de Empleabilidad de Aldeas Infantiles SOS me ha sido de mucha utilidad. Con ellos he trabajo en mi empoderamiento personal para mejorar mi calidad de vida; participé en capacitaciones sobre habilidades para la vida y habilidades para la empleabilidad y durante 3 meses hice una pasantía formativa en uno de los restaurantes McDonald’s”, aseguró Pastrán.

Como él, Abigail Vargas Rivas, de 19 años, sueña con ser veterinaria, lo que la motivó a participar en el programa de Empleabilidad. Ella actualmente realiza una pasantía en un hotel capitalino donde comenzó a adquirir experiencia en el área de hotelería logrando mejorar sus habilidades en servicio al cliente y el idioma inglés. Adicionalmente, desde su ingreso, Abigail lleva un curso de ofimática y ha participado en talleres de habilidades para la vida y empleabilidad.

Al mismo tiempo cientos de niños y niñas como Daniela Araya Quirós, quien nació con una displasia broncopulmonar y permaneció internada en el Hospital Nacional de Niños seis meses, han logrado tener a sus familias cerca durante los procesos de recuperación, gracias a la Casa Ronald McDonald.

De esta manera la familia Araya Quirós, vecina de San Isidro de Pérez Zeledón encontraron en la Casa, más que un hogar y la oportunidad de tener acceso oportuno a los cuidados médicos que su hija necesitaba al nacer.

“Al día siguiente que salimos del hospital, Daniela se agravó y los médicos nos dieron pocas esperanzas, pero gracias a Dios, los doctores y a la gran colaboración que nos brindaron en la Casa Ronald McDonald para hospedar a toda mi familia; la recuperación de Daniela fue exitosa y está a punto de cumplir los tres años” acotó Miguel Ángel Araya, padre de la menor.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos