Febrero pone fin a la tendencia positiva para los índices bursátiles de América Latina

2 marzo, 2018
in Category: Economía
0 0

Febrero pone fin a la tendencia positiva para los índices bursátiles de América Latina

Febrero pone fin a la tendencia positiva para los índices bursátiles de América Latina

Febrero también fue turbulento para los índices bursátiles estadounidenses.

Por Revista Summa

De acuerdo con el S&P Dow Jones Indices Latin America Index Dashboard, publicado hoy , contrario al desempeño positivo que logró máximos históricos en enero, los índices bursátiles de América Latina registraron pérdidas en febrero.  Tanto el S&P Latin America BMI como el S&P Latin America 40 bajaron en un 3%. Brasil, Perú y Chile registraron menores pérdidas en comparación a México y Colombia, dónde los índices bursátiles locales bajaron en un 6% y 7%, respectivamente.

Febrero también fue turbulento para los índices bursátiles estadounidenses. El S&P 500 llegó a territorio negativo el 8 de febrero, siguiendo esa tendencia hasta el final del mes, registrando una baja del 4%. Las empresas de pequeña capitalización también tuvieron un desempeño negativo mientras que el S&P MidCap 400 y el S&P SmallCap 600 ambos registraron pérdidas del 4%. Respecto a los mercados internacionales, el S&P Developed Ex-U.S. BMI y el S&P Emerging BMI bajaron en un 5% y 4%, respectivamente.

El mes de febrero puso fin a la tendencia de ganancias mes a mes más larga de la historia del S&P 500, que duró 15 meses. En base a los retornos totales para el mes, diez de los once sectores mostraron pérdidas, algo que solo ha ocurrido en doce de los 342 meses (o 3.5% del tiempo). El sector de energía perdió 10.8%, más que cualquier otro sector y fue su peor mes en la historia desde septiembre del 2011. El creciente inventario y las preocupaciones respecto a la demanda por parte de China pusieron presión sobre este sector, especialmente para las empresas más pequeñas y que tienen menor cobertura**. Los commodities también perdieron terreno, con el S&P GSCI y el DJCI registrando pérdidas del 3% y 2%, respectivamente. Energía registró el mayor declive, con una baja del 6%. Agricultura fue el único ganador, con un alza del 5%.

Otro factor cave fue la volatilidad, que casi se triplicó. De 31 de enero a 28 de febrero de 2018, la volatilidad anualizada a 30 días incrementó de 8.1% a 22.5%, el nivel más alto alcanzado desde el 19 de febrero del 2016**.

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos