Empresarios costarricenses pueden abrir sus puertas a refugiados a nivel laboral

29 agosto, 2018
in Category: Gerencia
0 0

Empresarios costarricenses pueden abrir sus puertas a refugiados a nivel laboral

Empresarios costarricenses pueden abrir sus puertas a refugiados a nivel laboral

Según datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, por semana están  brindando hasta 1.000 citas para atender esas solicitudes.

Por Revista Summa

La difícil situación política  que están viviendo ciudadanos venezolanos y nicaragüenses hace que tengan  que dejar sus países para buscar un mejor lugar donde vivir.

Costa Rica es uno de los países elegidos por los inmigrantes. En  el caso de los extranjeros que están  ingresando  en condición de refugiados las oportunidades laborales son una realidad porque así lo faculta la Ley General de Migración y Extranjería, en su artículo 108.

“A efectos de ejercer los derechos vinculados a la Ley de migración y extranjería, la persona refugiada debidamente reconocida recibirá, por parte de la Dirección General de Migración, una identificación que acredite su permanencia legal en el país y en razón de tal condición podrá ejercer cualquier tipo de actividad laboral remunerada o lucrativa, por cuenta propia o en relación de dependencia, con estricto apego a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico.”

Según datos de la Dirección General de Migración y Extranjería, por semana están  brindando hasta 1.000 citas para atender esas solicitudes. Es así que la búsqueda de trabajo en las empresas estaría aumentando considerablemente.

Es por esa razón la importancia de que las empresas se preparen y conozcan a nivel legal qué requisitos deben solicitar a los interesados, los beneficios para las compañías que contratan extranjeros refugiados  y los derechos que les amparan.

Rolando Perlaza, especialista en Derecho Laboral de Nassar Abogados, aseguró que las empresas no pueden contratar a ninguna persona que se encuentre en situación migratoria irregular en el país o cuya solicitud para permanecer y laborar en el país, esté en trámite ante la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), de lo contrario se expondrían a multas administrativas.

“La  condición de refugiado se refiere a toda persona extranjera que se encuentre en peligro o amenazada por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, pertenencia a determinado grupo u opiniones políticas, que  se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o no quiera acogerse, por fundado temor, a la protección de su país, o en su caso sea desplazada del mismo y no pueda regresar por los motivos antes dichos. Aquella persona que cuente con la condición de refugiado otorgado por la DGME, puede ser contratada en las empresas que así lo requieran.

Es importante dejar en claro que las compañías no pueden realizar ninguna contratación laboral, hasta tanto los extranjeros no hayan obtenido la condición de refugiados de manera oficial o un permiso temporal de trabajo mientras se resuelve su solicitud de refugiado”, explicó Perlaza.

El artículo 54 del Reglamento de Personas Refugiadas, decreto número Nº 36831-G indica:

“Artículo 54.—Mientras se resuelve la solicitud para la condición de persona refugiada el Subproceso de Refugiados de la Dirección General extenderá al solicitante un documento provisional provisto por el Estado costarricense, mediante el cual se regulariza temporalmente su situación migratoria en el país. Dicho documento será válido hasta por el plazo que determine el Subproceso de Refugiados de la Dirección General y vencido el mismo, el solicitante interesado, obligatoriamente deberá apersonarse a la referida oficina para su renovación o bien para la notificación de la resolución sobre su solicitud de persona refugiada. De extenderse la administración en el plazo de tres meses para resolver la solicitud, y analizado el caso por parte del Subproceso de Refugiados, este podrá recomendar a la Dirección General que se emita un documento provisional que incorpore el derecho al trabajo. Con esta documentación podrá ejercer cualquier tipo de relación laboral remunerada o lucrativa por cuenta propia o en relación de dependencia con estricto apego a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico vigente”.

El especialista de Nassar Abogados añadió “mientras se encuentren en trámite las solicitudes no se pueden realizar las labores para la empresa, pues en principio todos los trámites se deben realizar de previo a la contratación e inicio formal de labores dentro de la empresa. Es decir, se debe contar con una resolución formal de la DGME que autorice la permanencia en el país, sea temporal o definitiva y la posibilidad de realizar labores asalariadas”. Previo a ello lo que puede existir es una carta oferta de trabajo de la empresa condicionada al otorgamiento de la condición de refugiado, pero no un contrato laboral definitivo como tal.

Las personas refugiadas están exentas del pago de algunos cánones ante la DGME y la presentación de ciertos documentos como la visa de ingreso, por ejemplo, o algunas certificaciones por la imposibilidad de tramitarlas en su país de origen y suplirlas con declaración jurada

Derechos y deberes de los refugiados. Las personas trabajadoras extranjeras tienen los mismos derechos y obligaciones que tienen los costarricenses como parte de una relación laboral. Estos derechos  están plasmados en el Código de Trabajo, la Constitución Política y  en Tratados Internacionales.

“Los refugiados tienen derecho a la seguridad social, a la protección de un seguro por riesgos del trabajo, a percibir un salario mínimo legal, tener su descanso semanal, vacaciones anuales, percibir aguinaldo, entro otros, es decir, exactamente los mismos derechos que deben ser otorgados y respetados a un colaborador costarricense”, dijo Perlaza.

Recomendaciones ante la contratación de refugiados. Perlaza recomienda a las empresas que lo primero que deben hacer es verificar que el aspirante a un puesto de trabajo se encuentre en situación regular, legal en el país, para lo cual puede consultar a la DGME.

También es importante tomar en cuenta lo siguiente:

·                    Solicitarle al interesado que realice los trámites ante la DGME y  que cumpla con los requisitos que exige dicha entidad.

·                    Extenderle a la persona extranjera una carta dirigida a la DGME donde se explica y justifica las razones de la futura contratación.

·                    Asesorarse legalmente en temas referente a trámites migratorios, permisos de trabajo, categorías de ocupaciones recomendadas y no recomendadas por el MTSS para contratación de extranjeros, trámites ante la seguridad social, entre otros.

Beneficios de contratación de refugiados. Perlaza comentó que hay algunos beneficios para las compañías que contraten personas refugiadas.

“Actualmente por medio del programa Intégrate al Empleo,  suscrito el pasado 10 de agosto del 2018 por el MTSS, ACNUR  y la Fundación Mujer,  están promoviendo e incentivando la contratación de migrantes en condición de refugiados por parte del sector empresarial, siendo que dichas empresas recibirán un beneficio económico en principio de ₡500.000,  bajo ciertas condiciones y requisitos. Adicionalmente existe un programa macro denominado Vivir la Integración del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social con apoyo de entidades públicas y privadas, que busca generar oportunidades laborales en el mercado nacional para personas refugiadas, así como tener ferias y bolsas de empleo, intermediación entre patronos y migrantes y capacitación”, explicó Perlaza.

El Especialista en Derecho Laboral comentó además que las empresas que se inscriben en el programa Vivir la Integración pueden optar por el sello de calidad basado en la certificación ISO 26000 (Responsabilidad Social), el cual brinda un reconocimiento  como empresas que garantizan y promueven el respeto y desarrollo de los derechos humanos de dicha población.

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos