¿Cuándo hablar del salario en una entrevista laboral?

22 abril, 2019
in Category: Gerencia
0 0

¿Cuándo hablar del salario en una entrevista laboral?

¿Cuándo hablar del salario en una entrevista laboral?

“Cuando dices: ‘¿Cuánto pagan?’ es como preguntar en una primera cita: ‘¿Cuántos hijos vamos a tener?’ Así de lejos es el salto que has dado”, dice Katie Donovan, fundadora de Equal Pay Negotiations.

Por Expansión

Al realizar una entrevista para un trabajo, uno desea hablar con entusiasmo sobre sus habilidades y el valor que puede aportar a la empresa.

Pero ¿cuándo debería aparecer la palabra con ‘s’?

“Aguarda el mayor tiempo posible para hablar sobre el salario”, dijo Josh Doody, autor de Fearless Salary Negotiation.

Si lanzas un número primero, te arriesgas a limitar la oferta que se te presente.

Como candidato, no tienes poder de negociación. No has tenido la oportunidad de mostrar tus habilidades, ideas y la forma en que serías un activo para la empresa. Cuanto más avances en el proceso sin dar expectativas de salario, más dinero podrás obtener.

“Todo lo que dices en el proceso de la entrevista te ayuda o te perjudica”, dijo Katie Donovan, fundadora de Equal Pay Negotiations. “Tienes más poder después de que están enamorados de ti y después de la oferta laboral. Acabas de demostrar que eres el mejor candidato, ahora es el momento de intentar obtener todo lo que puedas por el trabajo, pero no antes”.

Incluso sugirió que, si una solicitud de empleo requiere que indiques una expectativa de salario, escribas cero.

Pero evitar el tema del salario no siempre es fácil. Los reclutadores y los gerentes de contratación están capacitados para sacarte esa información.

Si la pregunta se hace al principio del proceso, Donovan recomendó decir que todavía no sabes lo suficiente acerca del trabajo.

“Hay mucha presión (para dar una cifra) y la mayoría de las personas cumplen porque quieren avanzar al proceso de la entrevista”, dijo Doody. “Eso puede ser un error muy costoso”.

Sugirió reorientar la conversación diciendo que no te sientes cómodo al dar una cifra y que prefieres enfocarte en el valor que aportarás y en cómo deseas que esto sea un gran paso adelante para ti en términos de responsabilidades y remuneración.

Porque esta es la cuestión: estás en desventaja en lo que respecta a datos salariales. Sí, hay recursos que pueden ayudarte a conocer rangos según el puesto y la ubicación, pero es probable que la empresa tenga muchos más datos a su disposición para calcular la remuneración.

“No hay una oferta de trabajo que no haya sido presupuestada”, dijo Donovan. “No es tu trabajo explicarles cuál es el presupuesto del trabajo”.

Linda Babcock, profesora de Economía de la Universidad Carnegie Mellon dice que, si realmente necesitas saber sobre el pago, puedes preguntar sobre el rango de pago para el puesto. Pero debes estar preparado para que reviren y pregunten tu cifra.

“Estás obligado ya que fuiste tú quien abordó la cuestión”.

De acuerdo con Doody, si proporcionas un rango temprano en el proceso, eso no debería impedirte negociar una oferta más adelante. “Simplemente negocias normalmente y, si te lo preguntan, puedes decir: ‘Estaba adivinando antes, pero fue cuando aún no había visto la oferta completa o el paquete de prestaciones. Ahora que he visto esas cosas, me gustaría negociar’”.

Incluso si estás siendo reclutado, trata de evitar ser el primero en preguntar por el salario.

“Cuando dices: ‘¿Cuánto pagan?’ es como preguntar en una primera cita: ‘¿Cuántos hijos vamos a tener?’ Así de lejos es el salto que has dado”, dijo Donovan.

Si te preocupa que la remuneración no esté en línea con tus expectativas, busca pistas en la descripción del trabajo, como título, años de experiencia, número de personas que estarían a tu cargo o los requisitos de aptitudes que podrían indicar un salario.

“Si quieren llevarte todo el proceso hasta una oferta sin decir nada sobre el pago, déjalos”, dijo Donovan. “No te preocupes por perder tu tiempo. Perder unas pocas horas en las entrevistas es mucho mejor que trabajar durante cuatro años con un pago 5% menor al que debería haber sido”.

Una vez que recibas una oferta, ten en cuenta que ese es el punto de partida para las negociaciones. Tómate unos días para revisar la oferta.

“Por lo general, es válida por una semana”, dijo Donovan. “Siempre es bueno aclarar diciendo cuándo planeas responder a la oferta. Ellos te dirán si eso es demasiado tiempo”.

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos