5 consejos para hacer amigos en el trabajo sin afectar tu productividad

5 julio, 2018
in Category: Gerencia
0 0

5 consejos para hacer amigos en el trabajo sin afectar tu productividad

5 consejos para hacer amigos en el trabajo sin afectar tu productividad

Tener amistades en el trabajo puede ayudarnos a aumentar el rendimiento laboral, sin embargo, también puede haber distracciones, favoritismos, chismes y rivalidades.

Por Expansión 

Las amistades en la oficina son una parte importante de la vida laboral.

Según investigaciones, pueden ayudarnos a ser más productivos, aumentar el rendimiento laboral y a hacernos más felices.

Puede ser benéfico para un jefe fomentar las amistades, ya que aumentan la participación de los empleados, lo que ayuda a la retención de talento, un problema que afecta a muchas empresas en este momento.

“Sabemos que los amigos en el trabajo nos dan un mejor sentido de pertenencia, una mejor actitud y una mayor satisfacción laboral”, dijo Jessica Methot, profesora asociada de Gestión de Recursos Humanos en la Universidad de Rutgers.

La confianza se desarrolla a partir de las amistades, lo que también ayuda en un entorno de oficina.

“Las personas hacen negocios con personas en las que confían, y éstas aprenden mejor en un entorno de oficina cómodo”, dijo Diane Gottsman, experta en etiqueta y autora de “Etiqueta moderna para una vida mejor”.

Pero también puede haber pérdida de productividad en la oficina; como distracciones, favoritismos, chismes y rivalidades.

1. EVITA EL EXCESO DE CONFIANZA

Es útil tener en quién confiar en la oficina, pero procura establecer límites en cuanto a lo que divulgas. Los trabajadores pueden ser más rápidos para ver a alguien como un amigo cuando están fuera del trabajo.

Ten en cuenta que cualquier información compartida podría ser utilizada en tu contra en el futuro.

“El hecho de que tengas una buena relación con ellos no significa que sean tus mejores amigos”, advirtió Gottsman. “Usa tu buen juicio con lo que compartes”.

El experto en redes Iván Misner recomendó no compartir nada que no publicarías en redes sociales para que el mundo lo viera.

“No cruces la línea”, dijo. “No se mantiene privado. Se mantiene privado durante una semana”.

2. RESPETA LOS LÍMITES

Las conversaciones personales van a suceder en el trabajo, es lo común. Pero ten en cuenta las cargas de trabajo y los horarios de las personas.

“El hecho de que tengas amigos en el trabajo significa que pasas parte del tiempo en actividades no relacionadas con tus tareas. Eso es bueno desde la perspectiva del impulso de tu energía, tomando descansos y revitalizándote. Pero si no lo haces bien, puede distraerte”, dijo Nancy Rothbard, presidenta del Departamento de Gestión de Wharton School en la Universidad de Pensilvania.

Si te sientes atraído a una conversación profunda para la que no tienes tiempo, no seas tímido para hablar.

3. EVITA EL TRATO ESPECIAL

Las amistades entre los supervisores y sus subordinados pueden ser complicadas. Los jefes quieren evitar dar cualquier pista de trato especial a los subordinados que también son sus amigos.

“Hay que tener mucho cuidado y asegurarse de que todos respeten los procesos no tomen decisiones basadas en el favoritismo”, dijo Rothbard.

4. NO SEAS ELITISTA

Es genial tener un compañero estable para almorzar o tomar algo después del trabajo, pero ten cuidado de hacer que la gente se sienta excluida.

Apegarse a la misma persona o grupo de personas en la oficina puede parecer excluyente y dañar la moral de la oficina.

No chismees. Ya no estás en secundaria. No hables mal de tus colegas.

Si alguien te está compartiendo información que no necesitas saber o que es demasiado privada, puedes cortar la conversación de manera apropiada.

“Sé educado y honesto”, recomendó Gottsman. “Simplemente puedes decir: ‘Esta conversación me está haciendo sentir incómodo y te agradezco que me hayas confiado en esto, pero no soy la persona adecuada para compartirlo’. ”

5. SÉ UN COMPETIDOR CORTÉS

Es común que los colegas se encuentren compitiendo por el mismo ascenso. Si bien no debes comprometer tus propias posibilidades debido a una amistad, también debes ser solidario si no eres el vencedor.

“Hay oportunidades que su amigo obtendrá que tú no puedes. Se trata de ser un ganador lleno de gracia”, dijo Gottsman. “Cuando alguien más obtiene un puesto sobre ti, actúa maduro, respetuoso y felicítalo”.

Si llegas a ser el jefe de tu amigo, es importante establecer expectativas claras desde el principio sobre la nueva dinámica, aconsejó Misner.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte esto

Comparte este artículo con tus amigos